Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crean app para guardar el anonimato

Secret se ha unido a un puñado de aplicaciones como Confide, Whisper y Yik Yak que se han vuelto populares

Las aplicaciones permiten publicaciones anónimas. Foto EDH

Las aplicaciones permiten publicaciones anónimas. Foto EDH

Las aplicaciones permiten publicaciones anónimas. Foto EDH

En una época en la que sitios como Facebook, Twitter y LinkedIn presionan a la gente a presentar su imagen pública lo más pulida posible, una nueva clase de aplicaciones móviles tiene como objetivo que la gente sea un poco más honesta... bajo un manto de un anonimato casi total.

Entre estas últimas está Secret, creada por dos exingenieros de Google que buscaban una forma de que sus compañeros de trabajo les dieran una retroalimentación real. Con esta aplicación, amigos y los amigos de amigos pueden compartir sus opiniones más profundas y oscuras, con todo y chismes, críticas y hasta propuestas de matrimonio.

"Es estresante la idea de crear una imagen perfecta en línea", afirma el cofundador de Secret, Chrys Bader-Wechseler, de 30 años. "Queremos eliminar el estrés".

Secret se ha unido a un puñado de aplicaciones como Confide, Whisper y Yik Yak que se han vuelto populares, y en algunos casos, notorias, en los últimos meses, al ofrecer a los usuarios una manera de comunicarse sin tener que revelar sus identidades.

Aunque las aplicaciones que permiten el anonimato han sido fustigadas por ser también plataformas para la intimidación y el acoso, sus partidarios dicen que pueden ser herramientas útiles para prevenir malos comportamientos. Dicen también que tienen un valor catártico para algunos usuarios.

El director de Whisper, Michael Heyward, de 26 años, dice que la aplicación de su empresa no permite que la gente "se refugie en el anonimato para lastimar a alguien más". Whisper también emplea a 120 moderadores que revisan los mensajes en tiempo real. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación