Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Conviviendo con el asma

Según especialistas, las personas coexisten con el asma para toda su vida, pese al impedimento de realizar actividades físicas, consumo de colorantes y el contacto con animales

Conviviendo con el asma

Conviviendo con el asma

Conviviendo con el asma

Cuando tenía 9 años tuvo su primer ataque de asma. La enfermedad ha sido tenaz durante los 12 años que Gabriela Baires, hoy de 21 años, ha lidiado con ella. "He necesitado inhaladores o nebulizadores para evitar los ataques que me mantenían despierta a la mitad de la noche, tosiendo y resollando", recuerda. La primera crisis hizo que ella descubriera "una epidemia" que ha estado presente en su familia por varias generaciones.

La enfermedad ha sido costosa. Además, Gabriela tuvo que dejar las actividades físicas que le hacen sentir fatiga. También debe cuidarse en la temporada lluviosa para no resfriarme.

"Sólo he tenido tres crisis más de asma, pero ya tengo cinco años que no he vuelto a vivir otro episodio de esos", recuerda. En ella, las manifestaciones de la enfermedad han disminuido paulatinamente. Ahora solamente tiene síntomas de alergia.

Gabriela es optimista y no considera que el padecimiento de las vías respiratorias le impida alcanzar sus sueños.

"El asma es una enfermedad crónica caracterizada por ataques recurrentes de falta de aire, por la inflamación en los músculos que rodean las vías respiratorias, generando así un ahogamiento acompañado con tos", explica el médico de la clínica de la Universidad Dr. José Matías Delgado, Manuel de Jesús Marroquín.

Los síntomas atormentan a los padres sobre cómo actuar antes y durante una crisis de sus hijos. Las estadísticas indican que algo extraño está ocurriendo. El 10 % de la población salvadoreña padece o ha padecido, en algún tiempo, esta enfermedad. No es contagiosa pero que puede aparecer en cualquier edad.

Sólo el año pasado se produjeron 5,391 egresos hospitalarios por ese padecimiento, según los datos del Ministerio de Salud (Minsal), de los cuales 2,883 son niños entre las edades de 0 a 9 años, seguidas por 1,253 personas de 20 a 59 años.

La enfermedad ha aumentado a nivel mundial. De 1985 a 2001 unos 300 millones de personas la padecen, y fallecen 255 mil a causa de ella. La mortalidad por asma podría tener un incremento del 20 % durante los siguientes 10 años. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el asma afecta a unos 235 millones en el mundo.

"La OMS, junto con la Unión Internacional, estamos implementado el programa de Tuberculosis y otras enfermedades respiratorias, (incluyendo el asma) que busca el bienestar de niños y adultos que están siendo afectados", comentó el médico y representante de la OMS en El Salvador, Miguel Aragón.

The New England Journal of Medicine, publicó el artículo The Asthma Epidemic, del Hospital Infantil de Múnich, donde los especialistas examinan las evidencias que pueden generar el asma, a través de la contaminación del aire, la obesidad, las infecciones, los antibióticos y alergenos, además aseveran que el humo del tabaco es una de las causantes que generan riesgos. A la lista se suman los ácaros del polvo, los insectos microscopios que habitan en las camas o de la caspa o pelaje de los animales que inciden en los asmáticos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación