Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Continúan las dudas médicas sobre el náufrago salvadoreño

Un doctor francés es escéptico por la falta de azúcar que tuvo José Salvador Alvarenga, ya que esta es vital para la función neuronal Los galenos de las Islas Marshall aseguran que el hombre tiene débil su sistema inmunológico

José Ricardo, padre de José Salvador Alvarenga, muestra una fotografía del náufrago. foto EDH

José Ricardo, padre de José Salvador Alvarenga, muestra una fotografía del náufrago. foto EDH

José Ricardo, padre de José Salvador Alvarenga, muestra una fotografía del náufrago. foto EDH

La historia del naufragio de 13 meses de José Salvador Alvarenga ha generado dudas sobre cómo se las arregló para sobrevivir en un pequeño barco.

"Se ve mucho mejor de lo que yo habría esperado de alguien que esté a la deriva tanto tiempo", dijo ayer Anjanette Kattil, vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de las Islas Marshall.

"Pero no hay duda de que fue alejado desde su lugar de origen desde hace bastante tiempo y de que fuera arrojado a nuestras costas", añadió Kattil.

Alvarenga expresó a las autoridades que vivía de los peces y de las tortugas que capturaba, y que se hidrataba con agua de lluvia y, en ocasiones, con su propia orina.

Los médicos en las Islas Marshall han dicho a los funcionarios del gobierno de El Salvador que el sistema inmunológico del náufrago es muy débil y que sus síntomas son compatibles con alguien que tiene signos de deshidratación grave y una dieta de sólo carne.

Especialistas escépticos

Ante la historia narrada por Alvarenga, algunos expertos en supervivencia en el mar tienen sus dudas, como el médico francés de regatas en alta mar Jean-Yves Chauve, quien está habituado a aventuras extremas en medio marino.

"Los alimentos que absorbió (pescados y aves marinas) están exclusivamente compuestos de proteínas, que si bien resultan útiles para la estructura muscular, no lo son para el funcionamiento del cuerpo humano, que necesita carbohidratos. Y sin azúcar no va a funcionar bien, especialmente las neuronas", señaló el doctor Chauve.

Pero lo que más llamó la atención del experto es la falta de vitamina C, presente solo en frutas y legumbres, cuya carencia provoca pérdida de dientes, encías que sangran y cansancio, características que, sin embargo, Alvarenga no presenta.—Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación