Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Con quién compartimos nuestra información en Internet?

Los usuarios de la red cada vez desconfían más de los servicios de almacenamiento. Así lo demuestran el 90% de los cibernautas entrevistados en la encuesta de ESET, donde afirman creer que la mayor parte de información que almacenan en su nube puede

¿Con quién compartimos nuestra información en Internet?

¿Con quién compartimos nuestra información en Internet?

¿Con quién compartimos nuestra información en Internet?

Controlar la seguridad en la web cada vez resulta más difícil por lo que la mayoría de los usuarios desconfía de los servicios de almacenamiento en Internet. Según datos de una encuesta realizada por ESET Latinoamérica , una compañía global de soluciones de seguridad, nueve de cada diez de los entrevistados aseguró que terceros podrían tener acceso a su información en la nube. Aunque el 70% de ellos admitió poder controlar toda la información que sube.

Los excesivos documentos que se distribuyen por las redes sociales puede suponer también un grave peligro para el usuario de la red ya que más del 80% admitió compartir parte de su información en las redes sociales. Resulta muy importante que el cibernauta sea consciente de los peligros de la red y trate en todo momento de proteger su privacidad y mantener su entorno seguro. "En momentos de viajes o vacaciones, recomendamos tener en cuenta que, si se comparten información o fotos en redes sociales, deberíamos evitar mostrar que estamos fuera de nuestra casa y el tiempo que estaremos ausentes para no brindar información a posibles delincuentes", señaló Raphael Labaca Castro, Coordinador de Awareness & Research de ESET Latinoamérica. Los datos de la encuesta destacaron que entre los materiales más compartidos en la red se encuentran las fotografías, las noticias, los vídeos y música, y documentos de trabajo.

Los especialistas del ESET expusieron ciertas mediadas preventivas para navegar y compartir información de la manera segura por la web. A continuación les mostramos algunos de los consejos:

Utilizar tecnologías de seguridad: el empleo de un software antivirus con capacidades proactivas de detección y con una base de firmas actualizadas resulta un componente fundamental para prevenir el malware que se propaga por redes sociales. Para los menores de edad, existen herramientas de control parental que permiten bloquear sitios web indeseados, así como también restringir el horario o cantidad de horas en que el niño utiliza las redes sociales.

Configurar las cuentas en las redes sociales de forma segura: Es recomendable dedicar un tiempo a ala hora de crear el usuario, para verificar cuáles opciones de seguridad estarán activadas.

Utilizar el protocolo HTTPS para la navegación: Con el protocolo HTTPS todos los datos privados que se expongan en la red viajarán cifrados y serán ilegibles para cualquier atacante en la red.

Limitar la información sensible a usuarios de confianza: Muchas redes sociales están permitiendo crear grupos o círculos de confianza. Esta es una forma de poder elegir minuciosamente las personas con las que deseamos compartir fotos y contenidos personales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación