Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Con éxito reimplantan pierna a accidentado

La intervención duró cuatro horas. Se trataron las fracturas y se le hizo una revascularización.

El paciente afirma sentirse de maravilla, pero ignora cuando volverá a caminar.

El paciente afirma sentirse de maravilla, pero ignora cuando volverá a caminar.

El paciente afirma sentirse de maravilla, pero ignora cuando volverá a caminar.

Especialistas de hospital madrileño La Paz reimplantaron con éxito la pierna izquierda a un hombre que la había perdido como consecuencia de un accidente, aunque todavía tendrá que ser intervenido de nuevo para intentar caminar con normalidad.

El pasado 22 de junio Salvador Rodríguez Racionero tuvo un accidente con un vehículo agrícola y sus piernas quedaron atrapadas en las cuchillas de una moto azada mientras removía la tierra en su finca de las afueras de Madrid.

Atendido por los servicios sanitarios de emergencia y trasladado a un hospital, el hombre ingresó con partes de la máquina agrícola incrustadas y "la pierna izquierda en estado catastrófico, sin vascularización, y la pierna derecha con fractura de tibia y peroné".

La intervención a Rodríguez, que duró cuatro horas, comenzó con el procedimiento para retirar las cuchillas. Luego, los equipos de Cirugía Plástica y Traumatología trataron las fracturas e iniciaron la revascularización, así como la reconstrucción de músculos, tendones, nervios y piel. Fue básico que se le preservara el nervio tibial.

"Yo estoy de maravilla", dijo ante la prensa Salvador Rodríguez, antes de añadir que no le preocupa saber cuándo podrá volver a andar porque "todo llega" y "necesita un proceso".

Rodríguez relató los minutos tras la operación: "Cuando me desperté, lo primero que hice fue buscarme las piernas, intentar notarlas, cuando vi que las tenía ahí, pensé que iba a ser el mismo". —Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación