Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comic-Con, una convención cada vez más familiar

La ciudad de San Diego acogerá, hasta el próximo domingo, la 45 edición de la afamada reunión de los amantes del cómic.

El popular evento permite a los asistentes conocer lo último sobre producciones de Hollywood.

El popular evento permite a los asistentes conocer lo último sobre producciones de Hollywood.

El popular evento permite a los asistentes conocer lo último sobre producciones de Hollywood.

SAN DIEGO. Miles de personas se dieron cita en la apertura de la 45 edición de Comic-Con, la convención anual más importante de la ciudad de San Diego, en California (EE. UU.), que durante cuatro días se rinde ante personajes como superhéroes y zombies.

Tal es la implicación de la urbe con este evento del cómic, el género fantástico y la ciencia ficción, que el alcalde Kevin Faulconer no dudó en arrojarse por una tirolina de 10 metros de altura y 40 de longitud para aterrizar, literalmente, en el lugar dispuesto para celebrar el protocolario acto de inauguración. "Comic-Con es un activo enorme para la ciudad", comentó el concejal, Todd Gloria, quien se deslizó tras Faulconer por el cable puesto en pie en los aledaños del Centro de Convenciones de San Diego, por la cadena de televisión Fox, para promocionar su serie "Gotham".

Lo cierto es que Comic-Con dejará más de 177 millones de dólares, este año, en la ciudad, de los cuales, casi 80 millones saldrán de los bolsillos de los 130,000 asistentes a la convención que llenan restaurantes, hoteles y las calles del centro urbano.

El perfil de los que visitan Comic-Con ha evolucionado desde sus inicios, en 1970. De ser una pequeña reunión de fanáticos del cómic ha pasado a convertirse en una cumbre de la cultura pop para todas las edades.

Por los largos pasillos del Centro de Convenciones no es raro encontrarse a padres primerizos cargando con un recién nacido, empujando un carrito de bebé o, como es el caso de Erik Jensen, aleccionando a su hijo Kevin para que deje de darle golpes a una estatua de Batman con su martillo de Thor. "Más gente querrá hacerse una foto, Kevin", le dijo justo antes de hablar con Efe.

Jensen, un habitual de Comic-Con, acudió, esta vez, vestido como el Capitán América y convenció a su hijo para que se vistiera de Thor -y no como Mario Bros como quería el niño- para interpretar su pequeña versión familiar de "Los Vengadores" de Marvel. -EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación