Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Cinderella" tiene una capa de "Downton Abby"

La magia llega a los cines salvadoreños. La cinta "Cinderella" estará protagonizada por dos promesas inigualables que se abrieron paso por la pantalla chica. Hoy, deslumbrarán en un cuento clásico producido por Disney

Lily James se pondrá en la piel de Cenicienta en el nuevo proyecto fílmico de Disney.

Lily James se pondrá en la piel de Cenicienta en el nuevo proyecto fílmico de Disney.

Lily James se pondrá en la piel de Cenicienta en el nuevo proyecto fílmico de Disney.

Lily James da vida a la encantada y valiente Lady Rose Aldridgenee MacClare, la prima de los Crawley en la serie británica "Downton Abby". Ante el papel de niña consentida y de sociedad, la actriz de 25 años hubiese quedado de maravilla en el papel de hermanastra en el nuevo metraje de Kenneth Branagh, pero ella caracteriza a la dulce y bondadosa Cenicienta.

Al elenco de la nueva producción de fantasía de Disney se une también Sophie McShera, quien interpreta a la joven asistente de cocina en "Downton Abby", Daisy Mason. La chica que siempre vive bajo el ojo estricto pero cariñoso de la Señora Patmore era la candidata ideal para el papel de niña huérfana rescatada por su príncipe azul.

Cuando Branagh escuchó a James en la audición quedó maravillado. "Me encantó la calidad de su voz", comentó en una entrevista telefónica desde Londres. "Es impresionante la calidez, el tono y el rango de la misma. Es muy expresiva", enfatizó.

A él le gustó que, durante la interminable prueba de audición, la actriz en "ningún momento perdió el buen humor". A eso, añade, suma: "esa cualidad lúdica me dio un buen presagio para que tuviese el protagónico".

Fue entonces que las zapatillas de cristal de Swarovski le calzaron a la perfección a Lily James, sin que Sophie McShera tuviese la oportunidad de audicionar al estelar. Por el contrario, ella lo que obtuvo fue el papel de Drizella, una de las dos hermanastra malvadas de Cenicienta, algo muy diferente a su ajetreo de cocinera en "Downton".

"Fue un salto fácil para mí estar en la piel de una princesa que ser una de las horribles y malvadas hermanastras", aseveró James.

"Ahora veo que todo es diferente. En las escenas aparezco junto a Sophie, veo que ella se ve entusiasmada dándome órdenes, para que le apretara el corsé o que me dijese que mantuviera limpio su cuarto o lavase sus platos. Hubo un verdadero sentido de gratificación, porque al fín ella tenía el sartén por el mango".

Dulce venganza

Prácticamente, Lily y Sophie intercambiaron roles en la película de Disney que llega hoy a las salas nacionales.

"Esta vez yo tuve todos los vestidos magníficos y yo soy la que habla con clase", comentó McShera con un dejo de malicia.

La actriz originaria de Inglaterra dice que pasaba más tiempo con los maquillistas por su papel de Drizella que su sencillos retoques como asistente de cocina.

Necesitaba hasta tres horas peinándose para que sus rizos quedaran igual a un jengibre. Nada comparable a lo que invertía para elaborar un delicioso mousse de pescado o un puré de nabos para los Crawley. "Llevamos mucho maquillaje", aseguró. "Cuando me lavaba la cara, casi no me reconocía".

Aprovechar el fenómeno de "Downton Abbey", que recientemente culminó con su quinta temporada, para lanzarse a proyectos fílmicos puede ser un ingenio brillante o un acto de cinismo.

"Estas jóvenes estrellas han estado frente a la cámara por mucho tiempo, vienen a mí, después de estar expuestas a grandes ejemplos de actuación: Maggie Smith, Penny Wilton, Elizabeth McGovern y Phyllis Logan", añadió el cineasta.

"Esa experiencia sin duda les ayudó a la hora de estar en escena junto a Cate Blanchett, quien interpreta a la terrorífica madrastra, y a nuestra adorable hada madrina, Helana Bonham Carter. Ellas resultaron ser muy sensibles", puntualizó Branagh.

La cinta se basa en el cuento de Charles Perrault. Branagh y su guionista Chris Weitz decidieron aventurarse en recrear el cuento de Cenicienta y conjurar a una heroína contemporánea que siguiese sus convicciones, sin importar que anticuadas fuesen.

En cuanto al modus operandi: "tener valor y ser amable", al que reduce el rol de Cenicienta, los críticos señalan que el personaje es un estereotipo de una mujer tímida y antifeminista. Ante estos señalamientos, Branagh compara a su personaje con la resistencia de no violencia que dirigió Martin Luther King Jr, Nelson Mandela y Mahatma Gandhi.

"Me gustó su simplicidad (Cenicienta)", detalló el multifacético director y actor. "Estoy orgulloso de que una chica sofisticada, inteligente y apasionada emerja de un marco clásico, donde su empoderamiento no es a costa de llegar a ser como un hombre", añadió. "Creo que celebra su feminidad motivando a las personas a ser quiénes son, no necesariamente en competencia con el sexo opuesto".

Las cualidades suaves de Cenicienta no se comparan con los superpoderes sobrehumanos de otras princesas de Disney. Por ejemplo, Elsa en "Frozen" (2013) o el antienvejecimiento del cabello de Rampunzel en "Tangled" (2010).

"Creo que su fuerza interior es algo que cualquiera puede poseer", aseguró James. "Ella no lucha con armas para ser fuerte. Es desde adentro, y cualquier niño puede hacer eso", destacó. "Y al final, ella se da cuenta que el mayor de sus riesgos es ser quien realmente es, eso es algo que todos pasamos y anhelamos ser", sostuvo la rubia.

Sus días de vivir en el anonimato están quedando atrás. James y McShera comienzan a compartir protagonismo en la Vogue y otros medios. Además, tienen un contrato con la empresa MAC Cosmetic y una colección de zapatos de lujo.

Según los registros de taquilla, "Cenicienta" se presentó con el nuevo corto de "Frozen" y ha recaudado $68 millones en Estados Unidos.

Veremos como se comporta este filme en la taquilla salvadoreña. —The New York Times

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación