Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cihuatán con más de un siglo para investigar

El Templo de la Memoria es parte de los nuevos hallazgos en el parque arqueológico Cihuatán, donde se localizaron alrededor de 25 piezas.

Paul Amaroli ha sido cabeza de las investigaciones en el sitio arqueológico de Cihuatán. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Paul Amaroli ha sido cabeza de las investigaciones en el sitio arqueológico de Cihuatán. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Paul Amaroli ha sido cabeza de las investigaciones en el sitio arqueológico de Cihuatán. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Paul Amaroli, arqueólogo y antropólogo estadounidense, ha trabajado en el sitio arqueológico Cihuatán, situado en el cantón Piñalito, en Aguilares, por años. Entre el vaivén de los saqueos en áreas protegidas, la falta de fondos o la transformación de la ley entorno al patrimonio cultural, el sitio continúa brindando nueva información a la arqueología salvadoreña.

Amaroli presentó el pasado martes, en las instalaciones del Museo Nacional de Antropología David J. Guzmán, nuevas evidencias de los orígenes de la ciudad de Cihuatán, centradas en el templo de la memoria y piezas de cerámica. En ellos se encontró la influencia de la cultura Chichimeca (norte de México).

"Las últimas evidencias exponen que hay una intención directa de la cultura mexicana", reafirmó Amaroli.

De acuerdo con el arqueólogo, el templo se ubica a un costado de la pirámide central del sitio, y en él encontraron alrededor de 25 piezas con características de biznagas, un tipo de cactus redondo que se encuentra en desiertos mexicanos.

Según con Amaroli, el parque arqueológico tiene explorado menos del 1 %, y aseguró que "el sitio es tan grande que hay investigación arqueológica para más de un siglo".

La aseveración del especialista evidencia la riqueza del patrimonio cultural que posee el país y que ha sido relegado por las entidades del estado. Sin embargo, el investigador reconoce que bajo la nueva administración se ha logrado cooperación.

"Ahora que el doctor Rivas está de secretario es una luz que se alumbra sobre el mundo de la arqueología. El inconveniente es la falta de fondos", expresó.

Aunque el presupuesto desde el gobierno sea limitado, la Fundación Nacional de Arqueología (Fundar), de la cual Amaroli es el director, recibió un donativo de 100 mil dólares para continuar con trabajos e investigaciones para la conservación del patrimonio cultural.

Por otra parte, el sitio de las Marías, situado a 12 kilómetros del parque de Cihuatán también posee un alto potencial de historia prehispánica y memoria social para el país.

Las Marías tiene un estrecho vínculo con Cihuatán, ya que, según la información recogida son ciudades hermanas debido a sus piezas cerámicas: "hay muchas cosas que parecen que estuvieran hechas con las mismas manos", apuntó.

Para esta nueva área arqueológica se destinó 292 mil dólares para la compra de 48 manzanas, ello comprende los templos principales, juego de pelota y la calzada.

"La arqueología es el testimonio de los antepasados. Su importancia es incalculable", aseveró Amaroli.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación