Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Chip diagnostica enfermedad celiacaCajas registradoras en camino a desaparecer

Los comercios se están inclinando cada vez más al uso de teléfonos inteligentes o tabletas para registrar los precios de sus productosEste diagnóstico precoz evita procedimientos invasivos y reduce los costos para determinar la enfermedad. Otros com

Cepal pide a Latinoamérica integrar economías ante caída del comercio mundial

Para dinamizar las economías, Cepal animó a promover una agenda de facilitación del comercio para reducir los costos y tiempos de la región. Foto EDH

Cepal pide a Latinoamérica integrar economías ante caída del comercio mundial. foto edh

Investigadores de la Universidad de Oviedo liderados por el catedrático de Química Analítica Agustín García Costa han desarrollado un chip que permite un diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca, ha informado esta institución docente.

El dispositivo permite que con una mínima cantidad de suero se puedan detectar los dos "biomarcadores" que determinan la presencia de esta enfermedad.

El diagnóstico de este trastorno permitirá mejorar sustancialmente la calidad de vida de estos enfermos que en muchos casos sufren graves problemas digestivos durante años sin conocer exactamente el origen.

La enfermedad celíaca es causada por la intolerancia al gluten y se manifiesta a través de importantes trastornos del aparato digestivo.

El chip de análisis químico fue concebido en un principio con la idea de que el test se realizara a neonatos y tener confirmada la presencia de la enfermedad desde el primer momento.

Una de las bases del trabajo ha sido una tesis de Marta Pereira da Silva, estudiante de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Oporto (Portugal) dirigida por el profesor Agustín García Costa en Oviedo.

Las técnicas de "inmunoelectroanálisis" aplicadas a este sensor se basan en "nanoestructuras" que han sido patentadas por la Universidad de Oviedo.

El chip diseñado para el diagnóstico de la enfermedad celíaca ha sido promovido y apoyado por el Servicio de Inmunología del Hospital Universitario Central de Asturias de Oviedo y por la empresa Health Sens, creada en septiembre de 2009 fruto de la colaboración entre la universidad y el centro sanitario.

Las ventajas

Esta tecnología de diagnóstico permite evitar procedimientos incómodos para el paciente y supone un sustancial ahorro de costos.

Las estadísticas más conservadoras señalan que alrededor del uno por ciento de la población española padece la enfermedad celíaca y un alto porcentaje no está diagnosticada.

El sistema de diagnóstico desarrollado por los investigadores de la Universidad de Oviedo permite simplificar de manera muy significativa el proceso para saber si un paciente es o no celíaco.

El trabajo del equipo del profesor García Costa ha cosechado amplia repercusión entre prestigiosas publicaciones internacionales especializadas como las revistas "Biosensors and Bioelectronics", "Sensors and Actuators", "Analyst" y "Chemistry World".—EFELas cajas registradoras podrían haber llegado al final de su vida útil.

Los comercios en los Estados Unidos están deshaciéndose de las anticuadas máquinas y ahora piden a los vendedores —o incluso a los mismos clientes— que registren los precios en teléfonos multiusos y tabletas electrónicas.

Barneys New York, un comercio de artículos de lujo, proyecta usar este año iPads o iPods Touch para registrar las compras con tarjetas de crédito o débito en siete de sus casi dos decenas de locales. Urban Outfitters, una cadena de ropa para adolescentes, se propone deshacerse en el futuro de todas sus cajas registradoras. Y Wal-Mart, el comercio minorista más grande del mundo, está poniendo a prueba una aplicación "Scan & Go" que permite a los clientes escanear sus productos a medida que los van comprando.

"La tradicional caja registradora está quedando anticuada", afirmó Danielle Vitale, directora de operaciones de Barneys New York.

Que la caja registradora esté desapareciendo no es ninguna sorpresa. Creada a fines del siglo XIX, era esencial en casi todo comercio para 1915, pero casi un siglo después parece fuera de moda en un mundo donde los teléfonos multiusos y las tabletas están reemplazando todo, desde los libros hasta las cámaras.

La caja registradora innovó el proceso de venta. La primera fue inventada después de la Guerra Civil por el propietario de una cantina. Hasta ese momento, la mayoría de los propietarios no sabían si estaban logrando ganancias y muchos padecían porque era fácil para los vendedores quedarse con parte del dinero.

Tiempos modernos

Si bien para 1915, las cajas registradoras ya se veían por todos los Estados Unidos, hoy en día a los comercios les agradan los teléfonos multiusos y las tabletas porque requieren menor espacio que las registradoras y dejan en libertad a los cajeros para ayudar a los clientes en vez de estar inmovilizados en un sitio.

Y también son más baratos. Por ejemplo, los iPad con accesorios como lector de tarjetas de crédito pueden costar a un comercio 1.500 dólares, en comparación con 4.000 por una caja registradora. Y los estadounidenses reclaman cada vez más el mismo servicio expedito en los comercios físicos que cuando comercian en línea.

J.C. Penney, una cadena de comercios de precios moderados, dijo que la respuesta de los clientes ha sido estupenda desde que empezó a usar iPods Touch en sus 1.100 locales a fines del año pasado. El objetivo es tener uno en la mano de cada vendedor para mayo. La compañía dijo que una cuarta parte de las compras en sus comercios proviene ahora de un iPod Touch.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación