Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Chanel brilló ayer entre los escombros

Karl Legerfeld presentó su colección en un viejo teatro, durante la Semana de la Alta Costura de París

Los vestidos se proponen, como este largo con un bajo en voluminoso tul. FOTOs EDH / agencias

Los vestidos se proponen, como este largo con un bajo en voluminoso tul. FOTOs EDH / agencias

Los vestidos se proponen, como este largo con un bajo en voluminoso tul. FOTOs EDH / agencias

Un viejo teatro de ópera actualmente en decadencia y hecho escombros se convirtió ayer en locación para el desfile de la colección de alta costura de Chanel.

Karl Lagerfeld presentó una colección otoño-invierno con tintes oscuros y expresionistas; el brillo de la ropa contrastó con el descolorido romance de telones mugrientos, un escenario oscuro y viejas butacas de madera.

Pero la nostalgia fue solo la mitad de la historia de este gran desfile, presentado dentro del Grand Palais de París.

Cuando comenzó, una imagen de metrópoli futurista brilló proyectada sobre la pared del teatro. Cuando las modelos aparecieron, la primera serie de trajes de falda en corte "A'' estuvo acompañada de peinados espaciales al estilo de Grace Jones. Las modelos lucieron sombreros intergalácticos en la parte trasera de la cabeza y parecían flotar como un halo geométrico. Fue un gran anacronismo.

"Presenté algo que era una visión del pasado al futuro, del viejo al nuevo mundo. La moda es lo único que puede viajar entre ambos", explicó Lagerfeld, tras posar ante las cámaras con Rihanna. La cantante usó collares largos de perlas y un holgado vestido tejido blanco que también recordaba otra era.

Los atuendos fáciles de usar iban acompañados de detalles como cinturones anchos y brillantes que envolvían las caderas de las modelos y estampados de mosaico. En vez de botas, Lagerfeld optó por "zapatos medias" unidos a la pierna como si fueran una pieza de lencería. Algunas chaquetas tenían hombros pronunciados como de piezas masculinas, que contrastaban con las mangas femeninas. Las faldas se usaron en capas para producir diferentes direcciones de movimiento.

Las creaciones le dieron al público un viaje de 15 minutos por la mente incesante de Lagerfeld.

Un fantástico saco gris estaba hecho con una pieza larga de tela y la mitad descendía mientras que la otra colgaba hacia atrás para crear una silueta voluminosa. Fue un buen ejemplo de lo que impresiona tanto de las piezas de alta costura de Chanel: aunque el tejido parecía de lana estaba hecho de un bordado intrincado.

Al final una creación resumió a la perfección el ánimo expresionista de Lagerfeld. Un vestido de seda vaporoso estaba cubierto de rayas fracturadas plateadas y brillantes. ¿Se inspiró en el paisaje oscuro de Fritz Lang?

"Bueno", dijo el diseñador. "Mi vida entera es un momento Fritz Lang". —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación