Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carros eléctricos y de hidrógeno marcan tendencia

Automotrices japonesas, como Toyota y Honda, planean comenzar a vender sus vehículos de hidrógeno en 2015

Un carro Volkswagen XL1 es mostrado en el Tokyo Motor Show, en la ciudad de Tokyo.

Un carro Volkswagen XL1 es mostrado en el Tokyo Motor Show, en la ciudad de Tokyo.

Un carro Volkswagen XL1 es mostrado en el Tokyo Motor Show, en la ciudad de Tokyo.

Las automotrices alemanas Volkswagen AG, BMW y Daimler anticipan un mayor uso en China de los vehículos eléctricos, animadas por los planes gubernamentales y generosos subsidios estatales, aunque sus apuestas por las energías renovables las está enfrentando con algunos rivales asiáticos.

Mientras las firmas europeas promovían el uso de vehículos completamente eléctricos en una feria automotriz esta semana en la ciudad china de Guangzhou, Toyota Motor y Honda Motor presentaban autos de pila de combustible de hidrógeno en eventos efectuados en Tokio y Los Ángeles.

Las automotrices japonesas planean comenzar a vender sus vehículos de hidrógeno en el 2015, bajo el argumento de que la tecnología eléctrica sólo es buena para pequeños automóviles urbanos.

Uno de los más ambiciosos en su apuesta por el uso del automóvil eléctrico en China, el principal mercado automotriz a nivel mundial, es Volkswagen.

En la víspera de la feria realizada en Guangzhou, Volkswagen dijo que sus marcas, entre ellas Audi, planeaban lanzar más de 15 autos casi totalmente eléctricos para el 2018, muchos de los cuales serán producidos localmente.

"Pronosticamos altos volúmenes en esta área", dijo a periodistas esta semana Jochem Heizmann, jefe de Volkswagen Group China.

BMW y su socio local Brilliance Auto dieron a conocer en Guangzhou un automóvil a batería totalmente eléctrica desarrollado de forma conjunta.

Daimler, en tanto, dijo que también está en camino de lanzar un vehículo totalmente eléctrico el próximo año sólo para China bajo una marca llamada Denza, que es operada por la compañía alemana junto al fabricante de baterías y autos BYD Co.

La irrupción de los autos totalmente eléctricos se produce en momentos en que Pekín pone en marcha un programa para sacar cinco millones de vehículos que funcionen con nuevas energías a las calles para el 2020.

El gigante asiático amplió este año la definición de autos que funcionen con nuevas energías para incluir todos los vehículos de pila de combustible de hidrógeno.

No obstante, ambos conceptos han dividido a la industria.

Los autos de pila de combustible pueden ser usados durante cinco veces más tiempo que los eléctricos, aunque tienen un precio más alto.

Sin embargo, a diferencia de los vehículos eléctricos que pueden ser recargados desde las casas, los autos de pila de combustible deben hacerlo en estaciones de servicio.

Poner en marcha una estación de hidrógeno cuesta alrededor de seis millones de dólares. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación