Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carlos Carmona, un salvadoreño en Bollywood

La industria del cine indio no es muy conocida en el país, sin embargo, crea millones de productos cinematográficos al año. Carmona tuvo su lugar ahí.

Carlos Carmona considera que el arte vive en él. Por ello, trabajó su personaje, llamado: Captain Space. FOTO / EDH Marvin Recinos

Carlos Carmona considera que el arte vive en él. Por ello, trabajó su personaje, llamado: Captain Space. FOTO / EDH Marvin Recinos

Carlos Carmona considera que el arte vive en él. Por ello, trabajó su personaje, llamado: Captain Space. FOTO / EDH Marvin Recinos

Recorrer más de 17 países alrededor del mundo, desde que se marchó del país en 1999, llevó a Carlos Carmona a establecerse en la India durante cuatro años y, por azares de la vida, a trabajar en una de las industrias más grandes del cine: Bollywood.

No estudió para ser actor. Lo suyo eran las artes plásticas, por ello entró al Centro Nacional de Artes (Cenar) y estudió tres años de licenciatura en Arte en la Universidad de El Salvador (UES). Así comenzó a trabajar sus primeras pinturas y artesanías, pero por una decisión personal escogió recorrer el mundo.

Guatemala, México, América del Sur, Suecia, España y la India son algunos países que este excéntrico artista visitó durante 15 años.

Su apariencia, desenfadada y con rastas, llamó la atención de algunos directores y productores, no solo indios, sino también rusos y así formó parte de producciones de acción como "Billa 2", "Gángster" y "Me and Charles", todas rodadas en la India.

En este nuevo mundo cinematográfico, Carmona inició como un "extra", no obstante, con los meses, otros directores lo buscaron para formar parte de otros rodajes con roles primarios. "Me salían papeles con un mismo perfil. Por mi apariencia, los directores quería que apareciera en sus películas, me miraban muy excéntrico", relató Carmona sobre su comienzo.

Por su inmersión en esta industria masiva y multicultural, donde se producen 100 cintas por año, Carmona, o "Captain Space", como le agrada autonombrarse, se lanzó a realizar sus propias producciones. En Barcelona, España, produjo "Space Pirate: episodio 1", un documental en el que retrató la vida de artistas.

Asimismo, se suman los documentales "Space Pirate: Pimp my Cave" y "Space Pirate: India Strikes Back", este último es una recopilación de los "detrás de cámara" de cada una de las producciones indias en las que participó.

A pesar de que nunca imaginó trabajar como actor, y menos en otro continente, Carlos encontró, en esta meca del cine, inspiración para sus nuevos proyectos.

"Cuando viví en la India quería hacer mi propia producción y ocupar esos excéntricos escenarios y parajes: monos, elefantes, templos, la gente con sus turbantes", relató. Así lo hizo y rodó "Space Pirate Evolution".

Este filme de ciencia ficción tiene como temática central lo ecológico-político. Según este salvadoreño trotamundos, esta producción de aproximadamente una hora quiere mostrar al público nuevas formas de vida autosustentables. "Hablo de energía encontrada en otro planeta y que se produce de manera constante. Trabajé con actores, pero también con objetos elaborados por mí y que dieran un toque más abstracto a la producción", expresó.

Cada uno de sus "artefactos" debe tener un elemento ecológico. Casi todos han salido de objetos que alguna vez sirvieron, lo que brinda más autenticidad a su argumento.

Pero más que un sueño por recorrer el mundo y codearse -sin pensarlo- con actores, productores y directores de diferentes partes del mundo, no solo de la India, Carmona está convencido de que no hay que esperar a que alguien abra espacios o dé oportunidades.

"Ahora tengo que hacerlo. Hoy es el día más bonito de mi vida para hacer lo que sueño, no mañana y esperar a ver si me dan trabajo, a ver si vendo, a ver si me quieren. Hoy te quiero, hoy me muevo, hoy hago las cosas", afirmó Carlos, quien estará en el país para rodar sus próximos proyectos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación