Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brote de ébola está fuera de control, pero puede frenarse

Si la situación se sigue deteriorando, las consecuencias pueden ser catastróficas en pérdidas de vidas, socioeconómicas y un alto riesgo de extensión a otros países.

Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud.

Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud.

Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud.

Un brote de ébola en África Occidental está fuera de control, pero puede ser contenido con más recursos y medidas más duras, dijo ayer la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan.

El brote es el peor desde que se descubriera la enfermedad a mediados de 1970, con 729 muertes en cuatro países.

"Este brote se está expandiendo más rápido que nuestros esfuerzos por controlarlo", apuntó Chan a los presidentes de Guinea, Liberia y Sierra Leona en una reunión de emergencia en la capital de Guinea, Conakry.

"Si la situación se sigue deteriorando, las consecuencias pueden ser catastróficas en términos de vidas perdidas, pero también de una severa interrupción socioeconómica y un alto riesgo de propagación a otros países", agregó.

Pero el brote puede frenarse y la población no estaba en alto riesgo de infección, aclaró.

Los gobiernos pueden necesitar restringir los movimientos de la población y las reuniones públicas, y usar a la policía y a las fuerzas de defensa civiles para garantizar la seguridad de los equipos de respuesta, explicó.

Más de 60 trabajadores médicos han perdido la vida, lo que ha dificultado los esfuerzos para afrontar la enfermedad. Dos estadounidenses que trabajan para el grupo de ayuda Samaritan's Purse y que contrajeron la enfermedad en Liberia estaban graves y serían evacuadas a principios de la semana próxima.

Liberia ha puesto en marcha medidas como el cierre de todas las escuelas y algunos departamentos gubernamentales, además de poner en cuarentena a las comunidades afectadas. Sierra Leona declaró el estado de emergencia y llamó a las tropas para aislar a las víctimas del ébola.

Pero el líder de los esfuerzos contra el ébola en Guinea dijo que el país no seguiría esos pasos. "Algunas medidas tomadas por nuestros vecinos podrían hacer más difícil incluso la lucha contra el ébola", añadió Aboubacar Sidiki Diakité, citando en particular el cierre de colegios.

La OMS lanzó un plan de respuesta de 100 millones de dólares y Estados Unidos está proporcionando material y apoyo técnico para los tres países. "Las demandas creadas por el ébola en el oeste de África superan sus capacidades para dar una respuesta", dijo Chan a los presidentes.

En las últimas etapas, los síntomas incluyen hemorragias internas y externas, vómitos y diarrea, punto en el que el ébola se vuelve muy contagioso.—Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación