Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Biología y otras ciencias, un aporte para mitigar efectos del cambio climático

El impacto del cambio climático en El Salvador es todavía un tema incipiente, dice experto en investigación científica

Biología y otras ciencias, un aporte para mitigar efectos del cambio climático

Biología y otras ciencias, un aporte para mitigar efectos del cambio climático

Biología y otras ciencias, un aporte para mitigar efectos del cambio climático

En general, mucho se sabe sobre los efectos del cambio climático en el mundo, como la pérdida de hábitat, ecosistema y especies de flora y fauna; mayor erosión del suelo, las olas de calor o frío y las severas repercusiones en la salud humana debido al aumento de enfermedades infecciosas, desnutrición y estrés por calor excesivo.

Para el experto internacional en Biología e Investigación Científica, Víctor Carmona, detrás de estos fenómenos naturales hay otros factores que deben estudiarse.

El catedrático asociado al Departamento de Biología de Loyola Marymount University, en Los Ángeles, California, de Estados Unidos, asegura que el cambio climático no es un evento, sino la variación que tienen estos.

"Cuando hay una tormenta, un ciclón, un huracán: es cambio climático, dice todo mundo. Un evento no se puede definir como cambio climático, es una serie de eventos y la variación de esos eventos", expone.

Y añade que el fenómeno climático se puede comprender con la comparación de registros antiguos y recientes.

Para el también experto en ecología tropical, hay muchas lecciones antes de llegar a un concepto. Una de ellas es cómo desde diferentes áreas se puede ayudar a mitigar los efectos que ya se conocen de este fenómeno.

"Los que vemos y oímos por los medios de comunicación son principalmente sobre los impactos globales; sin embargo, las respuestas que cada país necesita formular para mitigar los efectos del cambio climático se formarán exclusivamente desde las investigaciones sobre la variación ecológica local", dice.

Más investigación

Carmona llegó a El Salvador hace varias semanas. Y su visita responde a un solo objetivo: impartir charlas en diferentes universidades para explicar cómo funciona el clima en el planeta, cómo los humanos alteran los procesos globales pero, principalmente, cómo estudiar la dinámica local.

En ese sentido, la visita a las instituciones de educación superior cobra importancia, especialmente porque en el país solo hay una escuela de Biología, pero muchos diplomados y carreras que tienen que ver con el medio ambiente y otras ciencias, explica Carmona.

Es por ello que las charlas también buscan que los biólogos puedan interactuar con otros profesionales.

"Necesitamos que puedan hablar con agrónomos, que puedan hablar con ingenieros, con legisladores, que puedan hablar con arquitectos, que están tratando el mismo tema desde sus aulas. Ha sido excelente porque he podido venir a muchas universidades a compartir cómo es que las ciencias pueden aportar esfuerzos en diferentes ramas", expone.

Según Carmona, los efectos del cambio climático se pueden mitigar con investigación científica y cooperación de todos los actores de la sociedad.

El problema de este fenómeno no se va a resolver con esfuerzos aislados, como por ejemplo, enviar a docentes a estudiar un diplomado en el extranjero o sembrando arbolitos en el parque, opina.

El experto en Biología asegura que es necesario que las autoridades universitarias y el gobierno tengan un alto espíritu de colaboración investigativa.

En las charlas, Carmona enseña cuál es el papel de la ciencia en la sociedad y qué es lo que aporta.

"En salud, por ejemplo, quizás yo entienda algo de la ecología de un vector, como la chinche, que le ayude a estudios que se realicen sobre el chagas", ejemplificó.

Otros proyectos y cambios culturales

Uno de los proyectos más ambiciosos de este biólogo es el de estudiar la ecología de vectores que causan la enfermedad del chagas y el dengue. Como una forma de mitigar uno de los efectos del cambio climático, que es la proliferación de enfermedades.

"Soy ecólogo", dice, en referencia a que no busca involucrarse en la rama de la medicina y la microbiología.

"Estoy interesado en cómo la ecología (evolución) de la chinche o de los animales que comen insectos, como zancudos, puede aportar a la salud humana. Ligar diversidad con salud humana", explica.

Por ejemplo, Carmona estima que estudiar la diversidad de murciélagos, como animales depredadores de zancudos, puede aportar a reducir los casos de dengue.

Este proyecto también busca "reclutar" a estudiantes salvadoreños para hacer estudios a largo plazo en el extranjero. Pero para ello necesita fondos, expone.

A criterio de Carmona, para que el país sea parte de los proyectos de mitigación contra los efectos del cambio climático este necesita fomentar una cultura de investigación.

Él cita como ejemplo que a los estudiantes y profesores universitarios se les cobra personalmente el costo de equipos si son dañados en el campo o durante una clase y, por ende, estos equipos científicos se echan a perder en bodegas universitarias dado su poco uso.

Otro problema es que solo existe una revista sobre ciencias biológicas: Bioma. Además, el país necesita fomentar estudios interdisciplinarios. También es necesario tener estudios empíricos que hagan enlaces entre la biodiversidad y otros campos como la salud humana, los servicios ecológicos, la legislación y la arquitectura.

Carmona también estima que El Salvador necesita mejorar el paisaje de colaboración nacional. Como ejemplo, cita que desde el Siglo XX existen varias colecciones de especies biológicas guardadas en museos, institutos, universidades e inclusive individuos.

"No hay un esfuerzo unísono entre entidades para muestrear el país, a ninguna colección se puede accesar en línea para hacer búsquedas en su base de datos, y cada una de las colecciones es mantenida con sus propios recursos y muchas veces cobran por servicios", afirma. A la vez recomienda que es importante centralizar, digitalizar, georreferenciar y compartir esos datos en línea, y de manera gratis, para poder fomentar estudios empíricos sobre cambios históricos.

"Vamos a hablar con los diferentes sectores, diferentes instituciones de gobierno para ver cómo fortalecemos los programas de ciencia", ahondó, al hacer referencia sobre los cambios que deben empezar a hacerse en el tema de Biología, ciencia y cambio climático.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación