Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bajos niveles de vitamina D ligado a vasos pequeños del cerebro

La deficiencia de vitamina D se asoció con un 50 % de lagunas, 2.74 de hiperintensidad de la sustancia blanca y 68 % de microsangrados cerebrales

La deficiencia de vitamina D está ligada con enfermedades cardiovasculares.

La deficiencia de vitamina D está ligada con enfermedades cardiovasculares.

La deficiencia de vitamina D está ligada con enfermedades cardiovasculares.

Un equipo de investigadores surcoreanos informaron que los niveles subóptimos de vitamina D están asociados con signos de la enfermedad de los vasos pequeños del cerebro en las neuroimágenes.

El equipo del doctor Kwang-Yeol Park, de la Facultad de Medicina de la Universidad Chung-Ang, Seúl, publica en Stroke que estudios previos habían sugerido que existiría una relación entre los niveles bajos de vitamina D y los factores de riesgo vascular, las enfermedades vasculares y la disfunción cognitiva.

En un estudio sobre 759 pacientes que habían tenido un accidente cerebrovascular (ACV) isquémico o un accidente isquémico transitorio (AIT), el equipo observó que sólo el 16 por ciento de los pacientes tenía valores de vitamina D suficientes.

Asimismo, el 47 por ciento tenía valores insuficientes y el 37 por ciento tenía deficiencia de la vitamina en el organismo. El 57 por ciento de los pacientes tenía lagunas cerebrales.

El 36 por ciento tenía hiperintensidad de la sustancia blanca (WMH, por su sigla en inglés) de grado 1, mientras que en el 24 por ciento de los casos era de grado 2 y en el 12 por ciento, de grado 3.

En el 51 por ciento de los participantes se detectaron microsangrados cerebrales (CMB, por su nombre en inglés), pero en el 38 por ciento eran profundos.

Cada 25-nmol/L menos de 25(OH)D estaba asociado con un 23 por ciento más de riesgo de tener lagunas, 2,05 veces más posibilidad de WMH grave y un 28 por ciento más de probabilidad de tener CMB profundos. Y la deficiencia de 25(OH)D estuvo asociada con un 50 por ciento más de lagunas, 2.74 veces más WMH grave y un 68 por ciento más de CMB profundos. Los resultados se mantuvieron tras tener en cuenta los niveles de vitamina D estacionales y realizar el análisis de variables múltiples.

"Dado que este estudio es un análisis cruzado, no podemos asumir una relación causal entre la 25(OH)D y la enfermedad de los pequeños vasos -advierte el equipo-. Podría existir una relación causal inversa: un bajo nivel de 25(OH)D podría deberse a una disminución de la actividad física por la carga de la enfermedad de los pequeños vasos". —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación