Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bajos niveles de vitamina D con rigidez arterial

Un estudio sugiere que la deficiencia de vitamina D en adolescentes les acarrearían deficiencias cardíacas.

Médicos aún estudian los beneficios del consumo de suplementos de la vitamina D como una posible solución. foto EDH

Médicos aún estudian los beneficios del consumo de suplementos de la vitamina D como una posible solución. foto EDH

Médicos aún estudian los beneficios del consumo de suplementos de la vitamina D como una posible solución. foto EDH

Los niveles bajos de vitamina D en sangre son un factor de riesgo independiente de rigidez arterial en los jóvenes obesos, según muestra un estudio.

"Es posible que si normalizamos esos niveles en los jóvenes obesos disminuya la rigidez arterial y que, si eso ocurre, mejore el perfil de mortalidad cardiovascular de esa población", dijo la coautora, doctora Pranati Jha, endocrinóloga pediátrica del Hospital de Niños de Cincinnati.

Jha presentó estos resultados durante la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología en San Francisco.

La rigidez arterial es un factor de riesgo de la enfermedad vascular en adultos y niños. Pero estudios previos habían demostrado que la relación se invierte en los adultos sanos, los adultos obesos y los adultos obesos con diabetes tipo 2, según precisa el equipo en un resumen del estudio.

Para investigar si esa relación ocurriría en los jóvenes y los adolescentes, los autores analizaron muestras de sangre de 570 jóvenes que habían participado del estudio sobre Enfermedad Cardiovascular en Jóvenes con Diabetes tipo 2 en el Hospital de Niños de Cincinnati entre el 2004 y el 2010.

El equipo incluyó a 190 jóvenes con diabetes tipo 2, 190 jóvenes obesos sin diabetes y 190 jóvenes delgados y sanos.

Tenían alrededor de 18 años; el 55 por ciento era afroamericano y el 34 por ciento era hombre.

La Oficina de Suplementos Alimentarios de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos considera que 20 ng/mL o más de 25-hidroxivitamina D en sangre es una concentración adecuada para mantener la salud ósea y general en la población sana.

La correlación promedio era de 21,27 ng/mL en los jóvenes delgados, versus 14,29 ng/mL en los participantes obesos sin diabetes y 14,13 ng/mL en los obesos con diabetes tipo 2 (respectivamente, 5,30; 6,29 y 6,64 m/s ).

Los coeficientes de correlación de Spearman revelaron la existencia de una asociación inversa entre los niveles de vitamina D en sangre y la rigidez arterial en esos tres grupos.

El coeficiente de correlación, que indica la solidez de la relación, era -0,2616 y 0,2706, para los obesos con diabetes tipo 2.

Se sabe que los niveles de vitamina D en sangre disminuyen en las personas obesas, debido en parte a que las células grasas acumulan la vitamina y, quizás, por el sedentarismo y la alimentación alterada características de esa población, según comentó Jha.

Con su equipo está organizando un ensayo clínico con jóvenes para determinar si el uso de los suplementos de vitamina D permitiría reducir la rigidez arterial. —Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación