Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Avances robóticos en la Ceatec de Japón

Dinosaurios controlados por celular y arañas que juegan ping-pong fueron parte de las propuestas en la feria de electrónica. Un futuro cercano muestra los inventos, que no están a la venta

Androide de Aiko Chihira permite la comunicación por señas.

Androide de Aiko Chihira permite la comunicación por señas.

Androide de Aiko Chihira permite la comunicación por señas.

La Ceatec es una de las ferias electrónicas más destacadas de Japón, y en su edición 2014, que cerró ayer, los robots fueron el atractivo principal.

Uno de los estands que más sobresalieron fue el de Toshiba, que presentó un androide capaz de imitar el lenguaje de signos japonés, con una apariencia humana tan bonita como la mejor geisha.

Su uso será como acompañante en casas de salud y de la tercera edad, pero la empresa está llevando al máximo el desarrollo del robot para que acompañe a personas mayores, y para que pueda hablar de todo tipo de temas con total naturalidad, incluso con el lenguaje de los signos.

Otra de las atracciones fue un robot para jugar ping-pong, pese a su intimidante parecido a una araña de tres patas. La creación es de OMRON Corp.

Esta máquina observa a su oponente humano para predecir el sendero de la pelota. Aun así, el robot no dificulta las cosas y falla disparos de vez en cuando.

Con cinco motores para controlar el movimiento de la paleta, está programado para enviar el servicio de una forma que resulta fácil a sus rivales.

"Este robot de ping-pong es realmente una demostración de cómo un robot puede interactuar con una persona y reaccionar de forma apropiada", explicó Takuya Tsuyuguchi, un gerente de Omron.

"Nosotros vemos a este robot en el futuro siendo usado quizás en una fábrica o en una línea de producción, en un papel en el que tendría que interactuar con un trabajador para hacer o construir algo. Esto involucraría que el robot comprendiera las necesidades de su contraparte humana y respondiera apropiadamente", subrayó Tsuyuguchi.

El dinosaurio inteligente también robó las miradas de los asistentes a la Ceatec de Japón. La creación de TE Connectivity, el TE Saurus, permite a los usuarios experimentar un encuentro cercano con un reptil de 2.1 metros de estatura sin viajar en el tiempo.

Una aplicación para smartphone puede hacer que el dinosaurio salte o camine. Una sacudida del teléfono inteligente hace que el TE Saurus ruja.

El reptil también puede jugar trivia, en la que los usuarios responden a preguntas por medio de la aplicación. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación