Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Atlantis es adrenalina pura y diversión en familia

Piscina con olas, toboganes para viajes extremos, un rincón mágico para niños y más ofrece el parque acuático

El caudal del río es movido por cuatro turbinas, lo cual genera corrientes que llevan a la persona por los 300 metros del recorrido.

El caudal del río es movido por cuatro turbinas, lo cual genera corrientes que llevan a la persona por los 300 metros del recorrido.

El caudal del río es movido por cuatro turbinas, lo cual genera corrientes que llevan a la persona por los 300 metros del recorrido.

El parque acuático Atlantis reabrió sus puertas con un caudal de diversión, ofreciendo pasatiempos para todos los miembros de la familia y para todas las edades.

Los niños tienen su lugar especial, una isla llena de juegos en medio de una piscina de 30 centímetros de profundidad, detalló Giordano Sosa, gerente de operación de Atlantis.

Para los más grandes y para quienes gustan de la aventura, brinda cinco atracciones para borrar el estrés de la ciudad. La primera es una montaña rusa acuática, única en El Salvador, explicó Sosa.

El recorrido puede hacerse en balsas individuales o para dos personas. Estas pasan por los toboganes, uno de ellos con una caída de 13 metros, llegan a nivel del piso, luego suben ocho metros y continúan por un tubo oscuro hasta una caída de agua. Así, entre subidas y bajadas, las balsas caen finalmente en una piscina, con una experiencia que resulta única.

Si por el contrario lo que busca es una actividad más relajada, puede navegar por el caudal de su río artificial, con una extensión de 300 metros, y cuyo recorrido completo puede durar unos 20 minutos. No hay restricciones de tiempo en la zona.

Para quienes gustan disfrutar del vaivén de las olas también hay una opción. Se trata de una piscina de 2.5 metros de profundidad, cuyo oleaje es de dos metros en la parte profunda, en la que también se permite el uso de balsas.

Pero si lo que busca es la adrenalina, en este parque disfrutará de un viaje extremo en balsa a través de un túnel de 48 centímetros de diámetro y 300 metros de largo, completamente oscuro. El recorrido finaliza en el río artificial.

El torbellino es otra opción extrema. Este es un recorrido individual por un tobogán de 11 metros que lleva directo a un remolino, en donde después de tres a cuatro vueltas se cae a la piscina de dos metros de profundidad.

Otras atracciones son los Kamikaze, recorridos a los largo de dos canaletas, ya sea la de nueve metros de altura o la de 11 metros.

Cada zona de diversión cuenta con guardavidas asignados.

Una noche en el parque

Pero si un día no es suficiente para tanta diversión, usted tiene la opción de quedarse en uno de sus bungalós, diseñados para la comodidad de la familia. Son de dos niveles, con una cama matrimonial y dos individuales.

Este parque acuático reinauguró recientemente sus instalaciones, hubo remodelación en su infraestructura, transformación en su marca, en la imagen, visión de servicio y atención al cliente.

Sus áreas de restaurante y kioscos de comida fueron remozados y hay una variedad de opciones para satisfacer los gustos de los visitantes.

El costo de la entrada es de $10.00 para los adultos y $6:00 para los niños, en estas vacaciones.

También ofrece una variedad de paquetes que se adaptan a las exigencias de cada familia. Además cuenta con la facilidad de transporte desde diferentes áreas de San Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación