Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Argo se impuso contra todo pronóstico

A Ben Affleck se le hizo justicia en una de las galas del Óscar más interesantes y entretenidas de los últimos tiempos. Life of Pi también brilló

Argo se impuso contra todo pronóstico

Argo se impuso contra todo pronóstico

Argo se impuso contra todo pronóstico

La 85 edición de los Óscar estuvo colmada de sorpresas e interminable música. A pesar de la injusticia que la Academia cometió al pasar por alto la candidatura de Ben Affleck a Mejor Director por "Argo", éste igual subió al escenario a recibir el Óscar que ganó su película "Argo".

El histrión fungió como coproductor y director de esta cinta que se ganó excelentes críticas de parte de los expertos. "Gracias, todos los nominados tienen derecho de estar aquí como yo. Gracias a todos los que trabajaron en la película", expresó.

Concluyó diciendo que "no importa quien te tumba, lo que importa es que tienes que levantarte". Fue la mismísima Primera Dama de los EE.UU., Michelle Obama, quien anunció al triunfador.

También ayer por la noche el fabuloso Daniel Day-Lewis se adjudicó su tercer estatuilla a Mejor Actor. No hubo asombro, pero sí se ganó la admiración de sus colegas.

Estupor y sobresalto surgió al momento en que se anunció a Jennifer Lawrence como ganadora a Mejor Actriz por "El lado bueno de las cosas". Su aparatosa caída al subir los escalones para recibir su Óscar no opacó el triunfo.

Una de los momentos más emotivos fue cuando el director Ang Lee recibió el Óscar a Mejor Director por "La vida de Pi". La Academia tenía una deuda con el taiwanés.

El show

Desde el inicio de la emisión, el presentador Seth MacFarlane, creador de la serie animada de Fx "Padre de familia", realizó una apertura homenajeando a bandas sonoras y temas de películas.

Los que asistieron al Teatro Dolby disfrutaron de una fabulosa introducción, en la que histriones como Channing Tatum, Daniel Radcliffe, Joseph Gordon-Levitt y Charlize Theron mostraron sus dotes coreográficos.

La premiación comenzó con la entrega a Mejor Actor de Reparto, en la que resultó ganador Christoph Waltz, por "Django desencadenado".

Con la presencia de Halle Berry inició el anunciado tributo a la saga "James Bond", que cumplió 50 años de haber surgido dentro de la enorme industria cinematográfica.

Entre los detalles más interesantes destacaron las nominaciones latinas. El chileno Claudio Miranda ganó el Óscar a la Mejor Fotografía por su trabajo en "Life of Pi", que a su vez se llevó el honor a los Mejores Efectos Visuales.

Además de Miranda, estuvieron en competición una producción chilena, un sonidista mexicano y un vestuarista español.

Por otra parte, la producción "Inocente", una historia de superación de una adolescente hispana, obtuvo el Óscar en la categoría de Mejor Cortometraje Documental.

Del total de participaciones musicales, estuvieron entre las más destacables la de Catherine Z Jones, Jennifer Hudson, Hugh Jackman, Anne Hathaway, Amanda Seyfried, Eddie Redmayne, Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen.

Con ayuda de ellos, la Academia hizo un especial hincapié en los inolvidables musicales de la última década, los más recordados, "Chicago", "Dreamgirls" y "Les Misérables", para lo cual contaron con la presencia de los protagonizas de dichas producciones fílmicas.

Después del interminable desfile de estrellas, llegó el momento de hacer otra entrega memorable, a Mejor Actriz de Reparto. La triunfadora fue Anne Hathaway.

La voz de Adele sonó por primera vez en los Óscar con tema "Skyfall". La lírica obtuvo el premio a Mejor Canción. Más premios llegaron tras el retorno de Barbra Streisand a los Óscar.

La velada se puso más interesante al entregar los premios a Mejor Guión Adaptado y Mejor Guión, que fueron para Chris Terrio por "Argo" y Quentin Tarantino por "Django desencadenado" respectivamente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación