Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Áreas semiáridas se tornarían sumideros de CO2

Hasta ahora, los científicos han considerado a los bosques tropicales como los principales sumideros de CO2

Las áreas semiáridas absorben el carbono por un tiempo relativamente corto. foto edh

Las áreas semiáridas absorben el carbono por un tiempo relativamente corto. foto edh

Las áreas semiáridas absorben el carbono por un tiempo relativamente corto. foto edh

Las áreas semiáridas del planeta pueden convertirse en sumideros de CO2 en el futuro, pese a que la absorbción se mantiene por poco tiempo en comparación con los bosques tropicales, según un estudio divulgado ayer en Australia.

La investigación, liderada por el biólogo español, Pep Canadell, revela que la sabana australiana fue una de las principales responsables del aumento de la absorción de dióxido de carbono por parte de plantas terrestres, registrado en 2011.

La vegetación en tierra firme absorbe unos 2.600 millones de toneladas de CO2 de los 10.000 millones que se emiten a la atmósfera debido a la actividad humana, una cantidad que en 2011 aumentó hasta los 4.100 millones.

"La tierra absorbió (en 2011) más CO2 antropogénico que en cualquier otro momento registrado antes", dijo Canadell, jefe del Proyecto Mundial de Carbono, a la cadena local ABC.

Hasta ahora, los científicos han considerado a los bosques tropicales, como la Amazonía, como los principales sumideros de CO2.

En cambio, el estudio, publicado por la revista "Nature", atribuye los datos de 2011 al crecimiento de la vegetación en zonas semiáridas de Australia, Sudamérica y África, especialmente de componentes herbáceos.

"Nunca pensamos que las sabanas del mundo podrían tener, potencialmente, este efecto (de convertirse en importantes sumideros de carbono)", dijo Canadell.

Según el biólogo, el crecimiento de la vegetación en estas zonas fue debido al aumento de las lluvias provocado por el fenómeno de La Niña entre 2010 y 2011.

Debido a que las áreas semiáridas absorben el carbono por un tiempo relativamente corto, sus consecuencias respecto al cambio climático, todavía deben ser estudiadas, indicó Canadell.

Las emisiones de CO2 son las que más contribuyen al calentamiento global y tienen un peso del 80 % en el conjunto de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Factores como las condiciones climáticas, el crecimiento económico, el tamaño de la población y las actividades de transporte e industriales son los que influyen en las emisiones.—Agencias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación