Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aniston: feliz de hacer reír

Aniston, que saltó al estrellato con la serie televisiva "Friends", estuvo en Londres con sus compañeros de reparto de "Horrible Bosses 2"

Tras la popularidad de "Friends", Aniston, de 45 años, actuó en varias películas románticas.

Tras la popularidad de "Friends", Aniston, de 45 años, actuó en varias películas románticas.

Tras la popularidad de \"Friends\", Aniston, de 45 años, actuó en varias películas románticas.

LONDRES. Jennifer Aniston considera que lo más satisfactorio de su carrera es "hacer reír a la gente", según dijo a Efe la actriz en Londres con motivo de la promoción de su nueva película, "Horrible bosses 2".

"Para mí, como para otros muchos actores, lo más importante es hacer reír a la gente y que olviden sus problemas...sacarles una sonrisa es realmente gratificante. Yo pienso que reírse es curativo", dijo la actriz estadounidense.

Aniston, que saltó al estrellato con la popular serie televisiva "Friends", estuvo en Londres con sus compañeros de reparto Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis, para promocionar su nueva comedia, que es la secuela de la de 2011, "Horrible Bosses".

En esa primera cinta, los tres grandes amigos, cansados de aguantar a sus jefes, deciden organizar un plan para matarles, sin contemplar las consecuencias de una decisión tan radical. En esta segunda parte, dirigida por el estadounidense Sean Anders, los tres amigos Nick (Bateman), Dale (Day) y Kurt (Sudeikis), deciden crear su negocio y ser sus propios jefes, pero un inversor, al que da vida Christoph Waltz, les engaña y echa a perder sus planes.

Jennifer Aniston se mete de nuevo en el papel de Julia Harris, una atractiva dentista adicta al sexo, jefa de Dale, y que en esta película tampoco les pondrá las cosas fáciles al trío de amigos.

"Fue sencillo meterme en el papel de Julia de nuevo, cuando te pones la ropa y la peluca es como colocarse un disfraz que dista mucho de mí misma", explicó Aniston.

Después de ser traicionados por el inversor (Waltz), los tres inseparables amigos, desesperados y sin recursos legales, optan por secuestrar al hijo del inversor y pedir un rescate por él.

Sin embargo, su "idea perfecta" parece no funcionar cuando el hijo del millonario, al que da vida el actor Chris Pine, se revela contra ellos dando un giro radical a la historia.

Además, la provocativa doctora Harris será un obstáculo para los tres amigos, que se ven acorralados por ella y por sus extrañas reuniones de adictos al sexo que celebra por las noches en su clínica dental. "Todas las secuencias fueron divertidas de grabar pero si tuviera que elegir una, la escena del grupo de anónimos adictos al sexo fue bastante entretenida", aseguró Aniston. Otro de los momentos más "peculiares" del filme es cuando Julia llega a la habitación de un hotel en la que están los tres amigos terminando su "profesional" plan de secuestro. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación