Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alemania

Angela Merkel, comodín de la llamada en "¿Quién quiere ser millonario?"

Un diputado que participaba en una emisión especial con invitados famosos, consideró que la canciller alemana era de las pocas personas que, entre sus conocidos, podía saber la respuesta a la interrogante del concurso

En la imagen la canciller alemana, Angela Merkel, durante una conferencia de prensa con el primer ministro de Georgia.

En la imagen la canciller alemana, Angela Merkel, durante una conferencia de prensa con el primer ministro de Georgia.

En la imagen la canciller alemana, Angela Merkel, durante una conferencia de prensa con el primer ministro de Georgia.

La canciller alemana, Angela Merkel, se convirtió hoy en "comodín de la llamada" en el programa "¿Quién quiere ser millonario?" emitido en la cadena de televisión RTL, en el que concursaba un veterano político de la Unión Cristianodemócrata (CDU).

El diputado Wolfgang Bosbach, que participaba en una emisión especial con invitados famosos, consideró que la canciller era una de las pocas personas que, entre sus conocidos, podía saber la respuesta a una pregunta sobre la vida en la República Democrática Alemana (RDA), donde ella pasó su infancia y juventud.

Fueron a buscar su móvil al guardarropa y llamó al móvil de la canciller hasta en dos ocasiones, pero... saltó el contestador,

Bosbach optaba a 500,000 euros, pero, aunque le dejaron hacer una última llamada, no pudo acertar la respuesta, con lo que ganó finalmente 125.00 euros que repartió entre diversas organizaciones con finales sociales.

La pregunta que quería dirigir a Merkel versaba sobre la segunda función que tuvo en muchos hogares de la RDA la legendaria lavadora WM66: generar calefacción, aspirar el polvo, conectar con emisoras de radio del Oeste o hacer conservas de frutas.

La última opción era la correcta, ya que la WM66, un modelo de carga superior de gran éxito en los años sesenta y setenta en Alemania Oriental, permitía calentar el agua en la cubeta hasta altas temperaturas sin que se pudiera en marcha la función de lavado.

La cadena de televisión había anunciado desde primera hora de la mañana que durante el programa de la noche Bosbach llamaría a la canciller, sin desvelar si ésta respondería o acertaría.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación