Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alta Costura de París, una fiesta de arte

Del 21 al 24 de enero las mejores casas de moda internacional se dieron cita en la capital francesa. Las colecciones para primavera-verano mostraron a una mujer llena de color, con elegancia y sensualidad en la mayoría de propuestas

La model estadounidense Carmen Dell'Orefice (c) desfila una creación colección del diseñador francés Stephane Rolland.

La model estadounidense Carmen Dell'Orefice (c) desfila una creación colección del diseñador francés Stephane Rolland.

La model estadounidense Carmen Dell\'Orefice (c) desfila una creación colección del diseñador francés Stephane Rolland.

Christian Dior, Chanel, Elie Saab, Gustavo Lins, Jean Paul Gaultier, Giorgio Armani y Zuhair Murad fueron algunas de las casas y diseñadores que presentaron sus colecciones para la temporada primavera-verano durante la Semana de la Alta Costura de París, realizada del lunes 21 al jueves 24 de enero.

Los escotes pronunciados que mostraron la sensualidad femenina fueron un recurrente en la pasarela parisina, en los que Dior, Lins y Armani coincidieron.

Armani optó por los vestidos largos de palabra de honor o de finos tirantes, con cortes ajustados y vuelo o pinzas voluminosas.

Asimismo, propuso estampados étnicos y geométricos. Los colores cálidos en satín estuvieron tanto en sus vestidos como en sus pantalones.

"Los chalecos, ya sea en solitario o acompañados, funcionan como hilo conductor de una colección en la que, además del negro, predominó el rojo rubí, y los tribales chocolate, tierra y verde sabana", destacó la agencia EFE.

Por su parte, el diseñador brasileño Lins apostó por las tonalidades turquesa, violeta y azul marino para sus vestidos, pañuelos sobre leggings.

"Siempre desarrollé la alta costura como algo muy accesible para el día (...) En esta colección hay cosas mucho más extravagantes, que no hacía antes", declaró.

Otro de los que dejó su huella en la Alta Costura fue el modisto libanés Sabb, quien presentó a una mujer elegate con vestidos largos y delicados bordados, envueltos en cinturones que marcaron la cintura de las modelos.

El diseño de novia del libanés fue uno de los más aplaudidos durante la Semana, por su espectacular volumen y sus brocados, el cual acompañó con un velo en dos alturas.

Mientras tanto, el francés Gaultier se inspiró en la mujer de la India, ofreciendo colores intensos y metalizados, con todo el brillo que caracteriza a la cultura hindú.

El diseñador optó por las chaquetas tipo gabardina, las faldas gipsy con volantes, cinturones anchos, pantalones de cintura alta y zapatos con toques étnicos, retros y futuristas, una combinación creativa y compleja que acompañó a toda la colección.

Durante el último día de desfiles la alta joyería de Chanel y los lujos barrocos del modisto libanés Zuhair Murad" robaron la atención de los críticos y los medios asistentes.

"Jardín de Camelias" fue como Chanel llamó a su colección de joyas, la cual engloba 99 piezas únicas que finalizan tres años de trabajo.

"Esta flor asiática, símbolo de la pureza y la longevidad, según explicaron fuentes de la firma, está presente en el imaginario de Chanel desde 1923 y ahora ha servido de inspiración para configurar alhajas que desarrollan el tradicional juego de blanco y negro, la tridimensionalidad y la movilidad", publicó EFE.

Las iglesias barrocas de Roma fueron la fuente de inspiración de Murad, en sus diseños abundaron el oro y el blanco, y se destacaron las vestimentas de plata y azul porcelana.

Para muchos los bordados en oro, propios de la fantasía romana, fueron los más llamativos de su colección.

Los participantes de la Semana de la Alta Costura cumplen con estándares de calidad. Sus diseños son únicos y hechos a mano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación