Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alta costura masculina se toma París

La imaginación se ha echado a volar en la Semana de la Moda Masculina de París para la temporada otoño-invierno 2014

Colección del diseñador belga Dries Van Noten.

Colección del diseñador belga Dries Van Noten.

Colección del diseñador belga Dries Van Noten.

Dior Homme, Lanvin, Valentino, Kenzo, Givenchy Cerruti y Carven son sólo algunas de firmas que presentan sus nuevas colecciones para la temporada otoño-invierno en la Semana de la Moda Masculina de París.

Cada una con su propio estilo, pero todas con la calidad de la alta costura, se dan cita desde el miércoles 15 de enero y hasta mañana en la pasarela parisina.

Una de las propuestas favoritas fue la de Louis Vuitton. Inspirada en Sur América, el director Kim Jones retomó la cartografía y las imágenes aéreas de la NASA para sus prendas.

Así utilizó los tonos tierra, las técnicas y materias propias de la región, por lo que incorporó la vicuña, el alpaca y la chinchilla en sus diseños.

"Las líneas de Nazca se tejieron sobre un jersey, mientras que las bufandas de rayas de inspiración peruana acompañaron varias siluetas, en un desfile que explotó la imagen del aventurero, con pantalones y botas de montañero", detalló EFE.

Otra de las colecciones que robó los títulos de la prensa internacional es la de Valentino, bajo la dirección de Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli.

Los diseñadores destacan la mezcla de la piel y el cuero, trayendo las rayas en los trajes o abrigos que se asemejan a túnicas. Las figuras geométricas también sobresalen.

Valentino propone las tonalidades tierra y el azul -en los jeans- y el gris en algunos abrigos.

Por otra parte, Issey Miyake Men se dejó llevar por la belleza del magma, el hielo y la luz de la aurora boreal, en una propuesta donde convivieron sus famosos tejidos plisados con mallas largas de ciclista.

"La inspiración de la colección fue la naturaleza salvaje de Islandia", explicó a EFE el diseñador Yusuke Takahashi.

De nuevo los colores terracota, pero con flúor, envolvieron a los modelos, que combinaron un poncho de lana de forma cuadrada con unos "leggings" estampados y con siluetas que superpusieron pantalones cortos a mallas que quedaron cubiertas parcialmente por los calcetines.

El diseñador belga Dries Van Noten defendió las bermudas anchas de tiro bajo, los estampados degradados, los pantalones de "patchwork" y la "bomber" de terciopelo.

La paleta utilizada fue rosa, azul, amarillo y verde. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación