Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La alimentación no debe interrumpir su entrenamiento

Alguna comida podría generar efectos negativos al hacer ejercicio, como calambres, cólicos y otras molestias estomacales

Los carbohidratos de lenta absorción ayudan a mantener los niveles de glucosa durante el ejercicio y a reemplazar el glucógeno del músculo.

Los carbohidratos de lenta absorción ayudan a mantener los niveles de glucosa durante el ejercicio y a reemplazar el glucógeno del músculo.

Los carbohidratos de lenta absorción ayudan a mantener los niveles de glucosa durante el ejercicio y a reemplazar el glucógeno del músculo.

Tomar un desayuno muy pesado porque cree que requiere más energía, o por el contrario no comer nada para evitar molestias pueden ser prácticas poco prudentes cuando está a punto de iniciar su entrenamiento o competencia.

La recomendación general es esperar un tiempo prudencial después de comer para iniciar su rutina de ejercicio. Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional, asegura que "eso depende del tipo de comida, del tipo de ejercicio que vaya a realizar y sobre todo del organismo. Cada persona tiene características diferentes y por ende debe acoplarse a como se sienta mejor".

Según Gutiérrez, la sugerencia antes de realizar ejercicio es consumir una merienda, tanto para realizar ejercicio de baja como de alta intensidad, porque esta funciona como el combustible que le permite al cuerpo realizar la actividad física.

Pero si acaba de desayunar, almorzar o cenar una cantidad considerable de calorías y a eso le agrega que los alimentos eran de difícil digestión, la profesional sugiere que lo mejor es esperar de una a tres horas para darle tiempo al organismo de realizar la digestión y no tener molestias gastrointestinales.

Lo que debe evitar

Aunque esté acostumbrado a consumir todos los grupos de alimentos, es importante que sepa cuáles alimentos pueden causarle molestias si va a realizar actividad física.

Según la nutricionista "los lácteos, al igual que los embutidos o las carnes altas en grasa podrían representar alguna dificultad para digerirse, causando flatulencias, cólicos, calambres o molestias estomacales".

Los postres, reposterías o concentraciones de grasa con azúcar se digieren más lentamente y también podrían causarle pesadez, acidez o reflujo.

Las frituras también son difíciles de digerir, aumentando la acidez gástrica y disminuyendo el rendimiento durante la rutina de ejercicio.

De la misma manera debe evitar las bebidas con alcohol, ya que tienen un efecto diurético y por ende podría producir algún grado de deshidratación en el deportista, así como las bebidas carbonatadas porque producen gas en el colon y con ello cólicos o molestias digestivas.

Por último, la recomendación de asesora es no probar comidas nuevas, aquellas a las que su cuerpo no está acostumbrado, antes de un entrenamiento o competencia, porque su organismo podría reaccionar de forma negativa.

Pero no todo son malas noticias, ya que igualmente hay otros alimentos que son aliados naturales de su desempeño deportivo.

Los carbohidratos de lenta absorción son los primeros de la lista: los cereales, galletas, pastas y arroz integrales se incluyen en este grupo. Estos ayudarán a mantener los niveles de glucosa durante el ejercicio y a reemplazar el glucógeno del músculo.

Una ingesta baja de proteínas y grasa también es recomendable, y por supuesto una cantidad adecuada de líquido para mantener el organismo hidratado y en buen estado.

Finalmente, si realiza su actividad deportiva en un lugar donde la temperaturas es muy elevada, o si se trata de una actividad muy intensiva, Gutiérrez sugiere que refuerce la hidratación con electrolitos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación