Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La afección y su clasificación

En las mujeres, el melanoma se localiza sobre todo en las extremidades y en la parte frontal.

En las mujeres, el melanoma se localiza sobre todo en las extremidades y en la parte frontal.

En las mujeres, el melanoma se localiza sobre todo en las extremidades y en la parte frontal.

Ante un lunar irregular lo mejor es ir a la especialista y hacer una biopsia para determinar de qué tipo de melanoma se trata. En general son agresivos, pero unos lo son más que otros. Existen cuatro tipos de melanoma:

El lentigo maligno. Este se presenta en las persona de edad avanzada, puede ser a los 60 o 70 años. Afecta las áreas de la piel que se han visto expuestas durante largo tiempo al sol. Se localiza en la cara, la cabeza y el cuello, y en algunos casos en el dorso de las manos y las piernas. Al inicio se percibe una mancha de bordes mal delimitados. Con el tiempo la mancha se extiende y se modifica hasta formar un nódulo. Si desaparece, vuelve a presentarse en otras áreas. El color puede ser variable, con áreas de distintas tonalidades de café, pero también pueden ser rojas o negras. Este es uno de los más comunes, asegura el oncólogo Fidel Campos.

De extensión superficial. Aparece en cualquier zona de la piel, aunque en los hombres se localiza más en el tronco, y en las mujeres más en las piernas. Es el más frecuente entre la población blanca: constituye cerca del 50 por ciento de todos los melanomas y aparece entre los 40 y 50 años. Es una mancha superficial de bordes bien delimitados. Su crecimiento es lento. Aparece uno o varios. Su color es intenso pero muy variable: café, gris, negro o rosa. La forma del borde es irregular.

Acral. Afecta a las plantas de los pies y, en menor grado, a las palmas de las manos, los dedos, los genitales y la boca. Constituye el 10 por ciento de los melanomas entre la población blanca y el 50 por ciento entre la negra u oriental, y puede aparecer a cualquier edad. Sobre la mancha inicial aparece un tumor a los pocos meses y las lesiones son muy variables. Tienen los bordes más dispersos, pero los colores son parecidos a los del melanoma de extensión superficial. Según Campos es un poco más agresivo que el resto.

Nodular. Se localiza en cualquier zona de la piel, aunque por lo general se sitúa en la cabeza y el tronco. Es más frecuente en los hombres que en las mujeres y se desarrolla entre los 50 y 60 años. El tumor crece rápidamente sin apreciarse una mancha. Su aspecto es el de una lesión en forma de nódulo tumoral. El color es variable: negro, azulado, café o rojizo. Sangra a menudo y está elevado sobre la piel.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación