Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temor embarga a familia de motorista asesinado en Ciudad Delgado

Seis motoristas han sido asesinados en dos días de paro al transporte público

Asesinan a motorista de ruta 4

Temor, peligro y tristeza embargaba ayer a la familia de Abner Cartagena, un motorista de la Ruta 4 asesinado la noche del lunes en Ciudad Delgado. 
Al igual que la familia de Abner Cartagena, hay otras seis familias que están viviendo similares condiciones por los ataques de las pandillas en dos días de paro al transporte de pasajeros.
La familia de Abner se mostró ayer hermética ante lo sucedido y no quiso dar mayores detalles por temor a represalias de los pandilleros.
En sus rostros era notorio el miedo, incluso sus vecinos se mostraron esquivos para hablar con los periodistas que llevaron hasta su vivienda para documentar lo sucedido.
Con lágrimas, su esposa le recordaba como un buen esposo, dijo que prefería no dar declaraciones porque el dolor que sentí era tan grande que no encontraba explicación del por qué le habían quitado la vida a una persona tan servicial.
Vecinos que conocieron a la víctima dijeron que se caracterizó por ser una buena persona y también que no entendían por qué lo habían asesinado.
Colecta y rotulo en punto de buses
Mientras los compañeros de ruta de Cartagena hicieron ayer por la mañana una pequeña colecta en el punto de la Ruta 4, para ayudar a la familia en los gastos de la vela y el entierro.
Los compañeros de Cartagena manifestaron que por parte de la empresa para la que laboraba ya habían ayudado con el sepelio a la familia.
El cuerpo de Cartagena era velado por familiares y amigos en una iglesia aledaña a su casa. En el lugar, jóvenes, adultos y ancianos acompañaban consternados tras lo sucedido.
En horas de la tarde varios de sus compañeros salieron como en procesión para concentrarse en la iglesia donde era velado.
Algunos cargaban en sus manos arreglos florales y era evidente el dolor que les embargaba porque uno de los suyos ya no le verían más.
Según autoridades policiales, varios sujetos le habrían disparado mientras hacía su recorrido como era su costumbre.
Autoridades policiales indicaron que los hechores habrían huido a comunidades aledañas a la colonia Santa Patricia, en Ciudad Delgado.
A raíz de este ataque, las unidades dejaron de circular por el temor de nuevos ataques de las pandillas.
Se informó anoche que algunos empresarios o directivos de las cooperativas han ordenado guardar las unidades. Pero algunos motoristas movidos por la misma necesidad deciden salir a trabajar, pese al riesgo existente.
Ante el ruego de motoristas pro ganar el sustento de sus familias, algunos empresarios lo dejaron a discreción.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación