Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Preocupa a gremiales amenazas de FMLN a sala

La Asamblea Legislativa inició con 60 diputados. Quedaron vacías 24 curules de los legisladores por San Salvador.

La Asamblea Legislativa inició con 60 diputados. Quedaron vacías 24 curules de los legisladores por San Salvador.

La Asamblea Legislativa inició con 60 diputados. Quedaron vacías 24 curules de los legisladores por San Salvador.

Las gremiales empresariales y organizaciones de la sociedad civil, como Aliados por la Democracia, afirmaron ayer estar sumamente preocupadas por las amenazas y "discursos incendiarios" por parte del partido en el Gobierno: FMLN y sus grupos afines, en contra de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que impidieron que los 24 diputados de San Salvador asumieran sus cargos, por no haberlo aún definido el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que todavía sigue con el reconteo de votos.

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Cámara de Comercio e Industria de El Salvador y la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) dijeron estar listas para salir en defensa de la institucionalidad del país, a través de los mecanismos legales, inclusive, acudir a instancias internacionales, para impedir que se intente frenar o remover a los magistrados de la Sala de lo Constitucional: Belarmino Jaime, Rodolfo González, Florentín Meléndez y Sidney Blanco, contra quienes el partido FMLN y sus aliados han arreciado sus ataques y enfilado sus baterías.

El diputado Mario Tenorio, de GANA, dijo que impulsará en el Congreso una reforma a la Ley de Procedimientos Constitucionales para bloquear la labor de estos cuatros magistrados de la Sala de lo Constitucional; es decir, una enmienda al estilo decreto 743 que se aprobó en 2011 para restarle facultades a la Sala, pero que luego fue abolida.

La aversión del FMLN ya se había hecha pública tras haber declarado que ahora la nueva lucha que libra el FMLN es contra los cuatro magistrados de la Sala y ya no contra las dictaduras militares, como lo fue en las décadas de 1970 y 1980. Sin embargo, quedaron más profundamente marcadas por los dirigentes del partido oficial y sus organizaciones afines, en la marcha del Día del Trabajo, cuando tildaron de "gusanos" a los cuatro funcionarios de la CSJ y hasta amenazaron de procesarlos penalmente y tomarse el país, como lo dijo el dirigente del FMLN, José Luis Merino.

Estas amenazas a los miembros de la Sala y a la institucionalidad del país ha despertado la preocupación de los dirigentes empresariales, que dicen estar listos para impedir a toda costa que eso ocurra.

"Estos llamamientos y discursos incendiarios y de todo lo que hablan de hasta remover la Corte (Suprema de Justicia) y llamarlos enemigos y dictadores, creo yo que son sumamente peligrosos para la democracia. Aquí lo que tienen que hacer es respetar la Constitución y respetar la independencia de los poderes", manifestó Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal).

Más incertidumbre y riesgo en el clima de inversión

Cardenal llamó al partido en el Gobierno, GANA y sus grupos afines , a que mediten sus acciones, por las consecuencias que estas acarrean, pues repercuten negativamente en el quehacer de la vida nacional, especialmente en inversiones y generación de empleos.

"Viene a generar más incertidumbre, más inseguridad jurídica y más polarización en la población salvadoreña, que es precisamente lo que nos tiene postrados, que ahuyenta la inversión, que no haya crecimiento económico y que exista menos oportunidades para los salvadoreños", advirtió el empresario.

En tanto, Javier Simán, presidente de la ASI, dijo estar preocupado por el doble discurso que maneja el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén y del FMLN. "Es incoherente que el propio gobierno hable de diálogo y de paz, y sean ellos mismos los que estén incitando a manifestarse en contra de la Sala de lo Constitucional", externó Simán.

Según su criterio, lo que la Sala está ordenando es que se cuenten los votos para tener certeza de los diputados que el pueblo ha elegido democráticamente, pero es lo que tiene molestos al FMLN y a sus grupos de apoyo, que han iniciado una ofensiva contra los cuatros magistrados de la Sala.

"Nosotros siempre nos vamos a mantener atentos y pedir que se acaten las resoluciones, y pedirle al Tribunal Supremo Electoral que es el colmo que, a dos meses después de las elecciones, todavía no se tenga definido quienes son los diputados", apuntó el dirigente de ASI.

El abogado de la ANEP, Javier Argueta, en representación de esta gremial empresarial, recordó que son precisamente el FMLN y GANA los responsables de todas las irregularidades que se han dado en el proceso eleccionario y que ha desembocado en que la Sala haya prevenido la instalación de la Asamblea Legislativa con 84 diputados, como deber; sino que ordenó que se hiciera con 60, a la espera de que el TSE resuelva quienes son los 24 diputados por San Salvador, elegidos por los salvadoreños.

"Es una responsabilidad tanto del FMLN como del partido GANA porque ellos fueron los que nunca quisieron regular lo que es el voto cruzado, si el voto cruzado se hubiera regulado y no se hubiera mandado al TSE con la votación de ellos dos, esto no estuviera pasando", advirtió.

Aseguró que como gremial realizarán "acciones hasta penales" como lo hicieron en 2012, cuando el FMLN acudió a la Corte de Managua para atentar contra la Sala, "en aras de la defensa de la Constitución y de la institucionalidad del país".

"Como sector privado no vamos a titubear en accionar todos los mecanismos nacionales e internacionales para frenar estas tiranías que se quieren hacer en contra de la institucionalidad del país", dijo Argueta, abogado de la ANEP.

El expresidente de la CSJ, José Domingo Méndez, quien es miembro de los Aliados por la Democracia, a título personal, salió en defensa de los cuatro magistrados de la Sala.

"Ellos acusan que la Sala es oligárquica, que está siguiendo lineamientos del partido ARENA, y eso es totalmente falso, ellos lo que hacen es aplicar la legislación constitucional", externó Méndez.

Dijo que lo dictado por la Sala es tan sencillo como que los diputados no son, mientras no termine el conteo, y que no pueden asumir funciones porque "no hay verdad jurídica de que ellos sean diputados", indicó.

Aseveró que como Aliados por la Democracia no se han reunido, pero que lo harán pronto para sentar posición al respecto.

"En Aliados por la Democracia estamos afinando la fecha, pero nos vamos a pronunciar en defensa de la Sala, procede defender la integridad de la Sala, no es posible que los insulten de esta manera", adelantó Domingo Méndez. De igual manera, el presidente de Camarasal, Luis Cardenal, confirmó que como Aliados por la Democracia se reunirán en las próximas horas para salir en defensa de los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación