Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a dos repartidores de productos en Tejutla

Los dos jóvenes fueron ultimados en un tienda. Habían sido amenazados.

Los cadáveres de las víctimas quedaron entre la acera y el camión que usaban para trabajar.
Los cadáveres de las víctimas quedaron entre la acera y el camión que usaban para trabajar.

La semana pasada, dos empledos de una empresa distribuidora de artículos de primera necesidad fueron asaltados y amenazados de muerte por unos delincuentes en  Tejutla, Chalatenango. 
Ayer por la mañana, los hampones volvieron a interceptar a las víctimas cuando descargaban mercadería de un camión, frente a una tienda, y los asesinaron.
El doble homicidio fue registrado por la autoridades a las 10:20 a.m., en el kilómetro 66 de la carretera Troncal del Norte, en el cantón Los Aposentos.
La Policía se negó a brindar información sobre el doble asesinato. Por temor, algunos compañeros de las víctimas también guardaron silencio.
Sin embargo,  en la escena se conoció que los homicidas fueron unos cinco sujetos que salieron de una zona montañosa que colinda con el terreno donde está  el negocio. 
Se sabe que mientras los jóvenes hacían la entrega de la mercadería, los hampones se les acercaron y tuvieron una discusión.
Minutos después, los delincuentes les hicieron varios disparos, les robaron sus pertenencias y se dieron a la fuga por el mismo lugar por el que aparecieron.
Los cadáveres de las víctimas —de quienes la Policía no quiso revelar los nombres— quedaron juntos, entre la acera y las llantas del camión que  usaban para trabajar.
Según algunos lugareños, los atracos a repartidores de productos o conductores que circulan por la zona son frecuentes.
“Aquí se sabe dónde viven (los delincuentes) y las veredas que usan por las montañas para escapar”, dijo una persona que llegó a la escena del doble asesinato.
Según la fuente, las autoridades no ignoran el problema  y a pesar de eso los patrullajes por la zona son casi nulos.

Matan a joven panadero en Cuscatlán
José Leonardo Aparicio Aguilar, de 20 años, andaba vendiendo pan en su bicicleta cuando fue asesinado.
La víctima fue atacada a balazos, como a las 6:30de la mañana, en el cantón Paraíso Arriba, de San Pedro Perulapán, en Cuscatlán.
La zona donde se registró el asesinato es asediada por la pandilla 18, por lo que la Policía no descarta que este grupo esté involucrado.
Entre las hipótesis del ataque está la disputa de territorios y el cobro de la extorsión.
Además, en un mesón de la comunidad Atonal en San Salvador, fue asesinados un hombre con arma de fuego.
Horas antes, la Fiscalía reportó el homicidio de José María Hernández, de 60 años. El ataque fue en la colonia La Paz, de Cuscatancingo.
Además, en la colonia La Cima 4, de San Salvador, varios hombres atacaron a balazos a un vigilante privado. La víctima  fue llevada en estado grave al hospital.

Mueren sujetos que atacaron a policías 
Dos pandilleros murieron, la madrugada de ayer, en un enfrentamiento con policías en el pasaje Los Girasoles, de la colonia Esperanza, en Zacatecoluca, La Paz.
Unos ocho delincuentes estaban reunidos en el lugar y cuando vieron a los agentes les hicieron varios disparos. Así inició la balacera que terminó con la vida de dos atacantes.
Fuentes de la Corporación manifestaron que el resto de pandilleros, entre ellos un jefe de la estructura delincuencial, lograron escapar.
En la escena fue encontrada un revólver y una granada que habrían intentado lanzar a los agentes.
En Jucuapa, Usulután, también fue ultimado José Isaías Velásquez , de 14 años. Las autoridades señalaron que presuntamente estaba vinculado a una pandilla.
Mientras que Walner Iván Benavides Velásquez fue asesinado en el cantón Guadalupe, de Bolívar, La Unión.
Las estadísticas de las autoridades revelan que en julio las cifras de homicidios han disminuido en relación a abril, mayo y junio donde el promedio de muertes violentas superaba los 20 por día.
Actualmente, hay un promedio de 15 asesinatos. Los días más violentos han sido el  1, el 4, el 6 y el 15 de julio.
Entre los hechos violentos hay tres triples homicidios. Tres de las víctimas erna estudiantes del cantón Joyas de Girón, en Olocuilta, La Paz.
En el cantón El Zamorano de Jiquilisco, Usulután, han sido ultimados seis miembros de la mara Salvatrucha. Las autoridades indagan las dos matanzas fueron por rencillas dentro de la mara o si se trata de un grupo de exterminio.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación