Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capturado por terrorismo, será procesado por receptación

Fiscalía no logró comprobar que el supuesto pandillero era quien entregaba las amenazas escritas a los buseros

Pandillero condenado a 36 años de prisión por atentar contra policías
Pandillero condenado a 36 años de prisión por atentar contra policías

Carlos Alberto Aragón Díaz, supuesto pandillero de la 18, era procesado por actos de terrorismo, pero el Juzgado Quinto de Paz decidió absolverlo de ese delito y lo procesará solo por receptación.

La jueza que llevaba el caso argumentó que los elementos probatorios con los que la Fiscalía pretendían acusar a Aragón, no eran suficientes y que además violentaban sus derechos.

El Juzgado Quinto de Paz basó el sobreseimiento definitivo de Aragón Díaz deduciendo que era escasas las pruebas que demostraran el delito de terrorismo y que se le habían violentado derechos y garantías constitucionales.

 Aragón fue capturado  la noche del domingo 26 de julio cuando abordó un bus de la Ruta 79 luego de abandonar una motocicleta en la que supuestamente huía con otro sujeto que no fue detenido por la autoridades.

La Policía informó que en esa ocasión le decomisaron una motocicleta robada en la que transportaba panfletos para advertir a los transportistas sobre el paro de buses que iniciaría el lunes 27, un hecho que afectó a miles de salvadoreños que tuvieron que lidiar con cuatro días de paso consecutivo.

Detenido afirma que fue torturado por la Policía 
Por su parte, el defensor Carlos Meléndez denunció y pidió al procurador de derechos humanos “indagar especialmente en las declaraciones  de del imputado, ya que este habría sido torturado con choques eléctricos y colgado de una segunda planta con los brazos hacia atrás”.

 Según el defensor, los investigadores habrían torturado a su cliente a efectos de extraerle información sobre el caso por el cual fue capturado.

Aragón Díaz seguirá siendo procesado por el delito de receptación, de ser hallado culpable podría enfrentar una pena de seis meses a dos años.  La defensa señaló que apelará dicha  resolución.

Al preguntar por qué no le daban medidas sustitutivas a la cárcel, el defensor dijo que a criterio de la jueza, Aragón podía evadir la justicia escapando.

Añadió que sí existieron los panfletos, pero que su cliente nunca los hizo llegar a ningún motorista, o al menos la Fiscalía nunca pudo acreditar que llegaron hasta los transportistas, tal como lo había dicho el Ministerio Público.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación