Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La voz de la conciencia

En ausencia del presidente de la Asamblea, se publicó el costo de la celebración navideña de los diputados: Más de $92,000, autorizado por los miembros de la junta directiva de todos los partidos políticos.

El derroche y abuso de recursos del Estado, en viajes turísticos que realizan valiéndose de los beneficios de sus cargos, y suman cantidades escandalosas, demuestran una total falta de ética y de responsabilidad, y buscan mantenerse permanentemente en la cómoda silla curul, porque no encontrarían trabajo en ninguna empresa del sector privado.

Entre los motivos de los viajes están un congreso de transportes en Dinamarca; visita al Parlamento ruso por el interés de ese gobierno en invertir en el país, cuando lo adecuado sería un encuentro entre empresarios de ambos países; viaje a Barcelona para ver la iluminación de una iglesia, para el nuevo edificio legislativo, en lugar de enviar a un ingeniero especialista; una delegación a la Jornada Mundial de la Juventud, con el Papa Francisco en Brasil, y una la larga lista de viajes, en primera clase, aunque dicen que hay que preguntar a la UACI por qué compran boletos tan caros.

Las justificaciones para los viajes son todavía más indignantes. Hacen reportes de las actividades realizadas, que envían a la junta directiva y pasan a la Biblioteca Legislativa, aunque deberían publicarse. El arenero Carlos Reyes, el más viajero, en declaraciones de estilo cantinflesco, muy poco comprensibles, explica la capacitación que le otorgan sus recorridos por Suiza, Dinamarca, Colombia, Chile y Francia.

Rafael Machuca del PCN afirma que "los que hablan mal de los diputados, es porque quisieran estar aquí". Él lleva 27 años en la Asamblea y asegura que esos viajes suponen un gran esfuerzo: "Hay invitaciones que son como soga al cuello: obligatorias porque estamos incorporados en organizaciones y es en marzo y septiembre cuando hay más compromisos. Además, hay leyes que demandan que haya viajes".

Ciro Cruz Cepeda tiene intención de volver a la Asamblea para trabajar nuevamente para beneficio del país. El secretario general del PCN lo confirma, asegurando que es obligación del partido apoyar a los amigos cuando lo necesitan. Tal vez don Ciro no ha logrado encontrar trabajo y añora incorporarse al pleno.

Una total falta de respeto fue el comentario de Sigfrido Reyes tras las justas críticas por su viaje a Palestina: "Si te caigo mal, toma turno, busca asiento y espera que me importe. Dedicado a los trolles areneros y conexos". Asegura que la población aprueba su viaje, y que solo EDH lo ha criticado. Que fue pagado por amigos anónimos, aunque llevó al técnico de comunicaciones de la Asamblea para transmitir todos los detalles de su estancia en Palestina, cuyos gastos salieron de fondos del Estado. Y sin importarles las críticas, los areneros Ernesto Angulo y Enrique Valdés se encuentran en Rumanía "participando en el tema de refugiados de Corea del Norte".

Señores diputados: Pónganse la mano en la conciencia y escuchen su voz, que es la voz del pueblo sufriente. "Con ese dinero se hubieran comprado los respiradores para la unidad de cuidados intensivos de la Zacamil. A mano están ventilando los residentes a los pacientes, que mueren cuando el médico por cansancio se queda dormido". (LPG: Opinión de lectores. 16/08/14). ¿Y tienen valor de seguir derrochando?

Salvadoreños: Debemos limpiar la Asamblea, no permitiendo la reelección de quienes han ignorado la necesidades del pueblo. Votemos por ciudadanos con espíritu de servicio, no contaminados por el veneno de la corrupción y que trabajen por el pueblo.

*Columnista de El Diario de Hoy.