Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Votantes del FMLN, no comunistas

Se acerca el día de elegir diputados. Pero todo salvadoreño, antes de emitir el sufragio, debería saber que los diputados (y el resto de gobernantes), son nuestros empleados, porque nosotros les liquidamos sus sueldos con los impuestos que cancelamos, empezando desde el IVA que paga hasta el más pobre salvadoreño en todo lo que compra, hasta los más altos impuestos pagados por empresarios y acomodados

La cúpula del FMLN está pidiendo el voto por bandera, incitando rechazar el voto por cara, o voto cruzado. Vean por qué.

El comunismo-marxista entre sus más exigentes consignas hacia sus militantes, destaca principalmente acatar las órdenes de sus superiores. Quien no obedece es purgado, expulsándosele del partido. Esto lo vemos en la Asamblea continuamente, donde ningún diputado del FMLN se atreve a contravenir las órdenes de la cúpula marxista. También vemos ejemplos de exmilitantes expulsados y, asimismo, un excandidato a la presidencia.

Así, esa cúpula constituida por los más ortodoxos comunistas, pretenden, con el voto por bandera, seguir al mando intentando lograr el dominio total de todos los poderes del Estado, incluyendo al TSE, para manipular las elecciones y perpetuarse, como lo practican en países bajo regímenes dictatoriales como Cuba y Venezuela.

Los salvadoreños deben saber que votar por bandera, aunque legal, sólo tiene por finalidad asegurarse que ellos, diputados efemelenistas de la cúpula fundamentalista, serán nuevamente electos para seguir conduciendo al partido por el camino de la ideología marxista Siglo XXI de Venezuela.

Ahora bien, si algún votante efemelenista decidiera votar por rostro, debería conocer que también ellos ya se aseguraron de ser reelectos, poniéndose en las primeras casillas de la papeleta de votación para evitar la amenaza contra la consumación de su propósito, la dictadura totalitaria a perpetuidad.

Pero partiendo de que, y exponiendo un fácil ejemplo, en San Salvador pueden elegirse a 28 diputados, lo que debe hacer el votante que decida marcar por rostro, es marcarlos de abajo para arriba, o sea desde el último para arriba. Así habrán contribuido a que todo será más justo, aún para los candidatos que la cúpula marxista dejó en la cola. Esto deberían hacerlo igual, en el resto del país.

Ahora, exponiendo las cosas crudamente, ¿es otra Venezuela lo que se desea aquí? Noticias internacionales dan informes de lo que ahorita sufre el pueblo venezolano muerto de hambre, debiendo dormir en las calles frente a los supermercados, para ser los primeros en entrar y comprar lo poco que encuentran, que generalmente es nada, pues los anaqueles están vacíos, siendo el hambre medio excelente para subordinar a los pueblos.

Todos los militantes efemelenistas que no quieran terminar en los zapatos del hermano pueblo de Venezuela, deben tomar en cuenta este comunismo-chavista-marxista proyectado por la cúpula, recordando también que tampoco dicha cúpula desea ratificar el matrimonio entre hombre y mujer así nacidos, intentando darle paso al matrimonio gay, ratificación que debe hacerse antes de esta elección. Todo agregado legal debe proceder antes de una elección, ratificándose después.

Igualmente sucede con querer imponer el descuartizar bebés por nacer, con el aborto, cuando la vida de la madre nunca es expuesta si peligra, pues según el Código Penal, Capítulo 2, Artículo27, Inciso3, el médico intervendrá tratando de salvar ambos, y si muere el niño accidentalmente, no está penado. Si se mata, sí.

Votar por candidatos de altos principios morales, de diferentes partidos, sería bueno, para justo balance en las decisiones para el bienestar poblacional.

* Columnista de El Diario de Hoy.