Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un virtual ganador y perdedor

La elección presidencial recién pasada nos deja una gran lección a cada uno de los salvadoreños: primero, porque el resultado desconcierta aun a lo más experimentados politólogos, dado que el resultado de la primer vuelta era la base de partida para un amplio margen que se inclinaría a favor del partido en el gobierno. En segundo lugar el contexto y las encuestas no favorecían al partido ARENA.

Pero a la luz de la realidad existieron factores distorsionantes que no eran medibles en primera vuelta, y que de acuerdo al FMLN volverían a funcionar a su favor en esta segunda vuelta, uno de ellos fue el efecto Saca, incluso se fotografió con el profesor Sánchez Cerén en una finca de Ataco, como dando a entender a los 305,000 votantes que su inclinación era hacia el FMLN, y con ello les gritaba ¡voten por el FMLN!

Sin embargo queda claro que los que votaron por don Tony Saca, hicieron una relación histórica exprés en la que concluyeron que las bases de la vieja guardia del PDC y el PCN jamás han votado por un partido de izquierda (me refiero a los ciudadanos votantes), aunque sus dirigentes en el poder tergiversen su votación en la Asamblea Legislativa, votando en bloque con el FMLN.

Ahora bien, es claro que el factor Mauricio Funes también afectó como un bumerán al FMLN, primero porque la participación del presidente en esta segunda vuelta fue más controlada en cuanto a los spot publicitarios, aunque no dejó de hacerlo, y el TSE fue muy pacífico en su actuación en cuanto a la parte sancionatoria.

Pero lo más relevante es que el presidente tuvo una sobre exposición en los medios de comunicación, de manera muy reactiva, contestando a todo aquel que se atreviera hablar mal de él. A mi juicio no debería de ser así el papel de un mandatario, sino buscar soluciones en tiempos de crisis a los grandes problemas que estáviviendo cada salvadoreño.

Pero más allá de la participación del presidente, también existieron factores exógenos que afectaron la decisión de los votantes,y es el nivel de violencia que existe en Venezuela. Creo que esto fue relevante en las votaciones salvadoreñas, ya que no se quieren ver cuadros similares acá. Aunque de acuerdo a las propuestas de campaña, el FMLN se comprometió a no instaurar aquí el Socialismo del Siglo XXI.

Por ello creo importante que el FMLN, aunque ganó por un margen pequeño las elecciones, también es un virtual perdedor, ya que no supo cohesionar los diez puntos de diferencia, lo que lo obliga por moral y por el bien del país a gobernar tendiendo puentes de entendimiento con todas las fuerzas vivas del país, pero principalmente debe de entenderse con ARENA, que es su principal oponente, que al igual que ellos representa el otro 50% de la población que fue a votar.

De manera que el FMLN no puede ni debe arrogarse el derecho de hablar por el pueblo, ya que para gobernar con sabiduría estos cinco años ulteriores, debe de construir un modelo que le permita dirigir la nación que aunque tenga obstáculos tiene que ser inclusivo, y que escuche propuestas de los diferentes sectores de la sociedad. Es fundamental que haga alianzas con las universidades, con los jóvenes, con la empresa privada, las iglesias, y la sociedad civil.

En el que construya "un gran acuerdo de país" para hacerle frente a los agrades problemas que tienen sumido a este país en la desesperanza, miseria, muerte, extorsiones, corrupción, y despilfarro de los bienes públicos. Pero lo más importante hoy por hoy es buscar soluciones concretas al tema de las pensiones.

*Colaborador de El Diario de Hoy.

@JaimeRamirezO