Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Virgen de Fátima nuevamente vence el mal

Me referiré primero y escuetamente, a un mal presidente que se va. Porque por la pésima dirección gubernamental de él, el país ha quedado en la peor crisis económica jamás experimentada, sumada a otros tantos males provocados, pronosticados y denunciados desde tiempo atrás, por economistas, gremiales, analistas, abogados, noticias mediáticas.

Desde mi mayoría de edad voté unas diez veces en presidenciales, viendo pasar por mi vida algunos 20 gobiernos, entre legítimos, ilegítimos, golpistas, provisionales y más, por lo que, con esa larga experiencia, afirmó que nunca antes existió un tan desventurado presidente, como Mauricio Funes.

Nadie puede jactarse de caer bien a todos, pero es muy triste ver un repudio público de miles con una demostración como la del sábado pasado, que reunió a una radiante ciudadanía, celebrando con enorme algarabía, cohetes y más, su partida. Bochornoso humillante agravio contra un mandatario, que quedará plasmado vergonzosamente en los anales de nuestra historia como un hecho justificado sin precedente: "Tarde o temprano, todo se paga".

Sólo le deseo que Dios lo perdone y que nuestra Madre Santísima --que anunciara en Fátima las desgracias que sobrevendrían al ser humano por errores de gobernantes-- interceda por él. Ya en el fallo de la CSJ, contra su fuero en el Parlacen, vemos la mano ecuánime de Dios.

Otro triunfo más de la Virgen de Fátima contra el mal, sucedió en el proceso iniciado contra mi persona, por rogarle a la Madre de Dios --en campo pagado-- no permitir que los errores de Rusia (el comunismo) anunciados por ella en 1917, llegara a El Salvador.

El TSE me citó para ejercer mi derecho a defensa en el proceso. Uno de los mejores abogados penalistas del país, Lic. René Medrano, se ofreció para representarme. Después de leer la citación, me aconsejó ni siquiera presentarme, porque en la redacción del documento ya habían dictado sentencia condenatoria anticipada. Él redactaría una recusación a mi derecho de defensa, o bien, una aceptación a tal derecho siempre y cuando los magistrados del TSE se excusaran del proceso por su parcialidad, y me juzgaran jueces imparciales. No obstante mi respuesta, nuevamente fui citada, negando el TSE haber violado las acotaciones legales querelladas por mi abogado. Entregué poder al Lic. Medrano para representarme en la OBLIGADA defensa mencionada, pues si no me presentaba, podría ser declarada en rebeldía. Mi abogado estaba casi seguro que sería penada a pagar la multa correspondiente (por la anticipada sentencia, explicada). Yo había anunciado públicamente que definitivamente no pagaría esa multa, por la clara persecución religiosa. Fui exonerada por tres de los cinco magistrados, contra dos. Estos dos: Chicas, efemelenista, y el representante del FMLN en el tribunal.

¿Venció la Virgen de Fátima? Definitivamente lo aseguro. Primeramente por enviarme un abogado de mente excepcionalmente privilegiada, René Medrano, y segundo, por mover la fe de los tres magistrados creyentes, hacia la justicia.

Invito a convencerse de la siempre intercesión milagrosa de la Virgen de Fátima, con impactante evento sucedido a algunos buzos que buscaban el avión perdido de Malasia, mostrado en impresionante video de Internet. Escriban en Google: "HALLAZGO MILAGROSO BUSCANDO EL VUELO MH37A".

¡Totalmente asombroso!

* Columnista de El Diario de Hoy.