Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El valor agregado

No me refiero a ningún nuevo impuesto, aunque para entenderlo, el IVA es una buena referencia. Cuando en un proceso los productos pasan de una fase a la siguiente, el valor real de la siguiente debe ser mayor que en la anterior. Si se resta el valor real de la fase 4, del valor de la fase 3, el resultado debe ser positivo y tangible, porque se invirtieron correctamente los recursos humanos y materiales en las operaciones que conforman cada fase del proceso.
Por ejemplo, si una persona asiste a un seminario y se dimensiona cuánto sabe del tema antes, el valor agregado del seminario resulta que al medir nuevamente sus conocimientos, sepa mucho más del tema. Y así será en función de la calidad del expositor y el interés del participante.
Pero la parte más crucial del proceso de aprendizaje, es la aplicación en la práctica de lo que en teoría se aprendió. Si no se aplica , no hay valor agregado para la empresa que lo envió.
¿Y por qué no se aplica? Muchas veces porque para poner en la práctica lo aprendido es necesario que otros miembros de la empresa también lo entiendan y estén dispuestos a que se aplique. 
Otro factor importante es la experiencia práctica de los ponentes, que deben enseñar por un lado la teoría y por otro lado cómo aplicarlos en nuestro entorno con las condiciones y restricciones mentales que existen sobre las cosas nuevas y diferentes, que en algunas empresas las hay y en otras menos.
La teoría sobreabundante de cualquier tema la encuentra en Internet, donde por ejemplo sobre ISO 9000:2015 ya existen más de 50.000 documentos. Lo esencial de la enseñanza es entonces mucho más que la teoría la aplicación y por lo tanto la experiencia práctica de los profesores.
En la escuela de ingenieros donde estudié en Alemania, una tarde nos invitaron a un grupo de alumnos y profesores a que escucháramos una clase que nos daría un candidato a profesor y lo que más me llamó la atención de su currículo fue que en los doce años desde su graduación había ocupado cinco cargos gerenciales en diferentes departamentos en tres empresas y por lo tanto su abanico de aplicación práctico de lo que enseñaba era muy amplio.
Ya se sabe que los sistemas de gestión y mejora Kaizen, Lean, ISO 9000 son excelentes sistemas y funcionan con todo éxito en el mundo.

*Ingeniero. Columnista de El Diario de Hoy.
www.centrodecalidadyproductividad.com