Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Urgen políticas agrícolas de largo aliento

La sequía ha derrumbado los puentes del comercio intrarregional del maíz y frijol. Ningún país centroamericano es autosuficiente en granos básicos, todos deben importar para atender su consumo. 

Recientemente, a iniciativa del Ejecutivo la Asamblea Legislativa aprobó sendos contingentes para la importación de 100,000 quintales de maíz y 12,000 quintales de frijol. ¡Enhorabuena! Decisión oportuna, ya que El Salvador no tendrá proveedores en la región; además, las importaciones de maíz de Estados Unidos y de frijol de Etiopía, deben de contratarse con tiempo suficiente, para que arriben a tiempo de equilibrar el mercado.

La sequía ha derrumbado los puentes del comercio intrarregional del maíz y frijol. Ningún país centroamericano es autosuficiente en granos básicos, todos deben importar para atender su consumo. Hoy, ninguno exporta. Difícilmente tendremos proveedores en la región. 
Complementariamente con la política de contingentes de desabasto para hacerle frente a los impactos de la sequía, el MAG está por entregar unos 100,000 paquetes de semilla de maíz, 200,000 de frijol y 5,000 de sorgo; así como la rehabilitación de distritos de riego y la creación de una reserva estratégica de granos básicos. Todas estas medidas son positivas, aunque insuficientes ante la severa afectación del cambio climático.

La tendencia del calentamiento global es inequívoca, con evidencias observadas del incremento en el promedio de las temperaturas de la atmósfera y los océanos; el derretimiento permanente del hielo y glaciares en los polos. Debemos de ser más conscientes que el agua es estratégica para la vida y para la actividad económica que sustenta la vida en El Salvador. El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, informó que de agosto a octubre el fenómeno de El Niño agudizará la sequía, especialmente en la zona oriental. Embates inevitables. 

Es una realidad que año con año enfrentaremos tanto sequías como inundaciones, por regímenes de lluvias cada vez más alterados. Las sequías son las más preocupantes, debido a que se necesitan grandes esfuerzos para ahorrar agua y almacenarla.

Estudios oficiales indican que el país no está aprovechando adecuadamente su potencial de área bajo riego para la producción de alimentos. De acuerdo a la FAO, El Salvador tiene aproximadamente 273,535 mil hectáreas con potencial de riego, de las cuales sólo estamos aprovechando un 16%, lo que representa un bajísimo uso de tierras productivas en el país. Es urgente implementar una política pública que dinamice la producción de alimentos bajo riego y que su potencial productivo se utilice para incrementar las cosechas.

Políticas públicas acertadas, que logren incentivar la intensidad de la producción agrícola, van a contribuir a un cambio ambiental menos adverso. El acierto de políticas de apoyo al parque cafetero debe de ser un ejemplo de esta contribución, ya que por sus características el bosque de café beneficia el medio ambiente.

El presidente Salvador Sánchez Cerén afirmó que se evalúa declarar un estado de emergencia para afrontar los daños que han provocado la pérdida de granos básicos para la población, con el objeto de buscar una movilización especial de los recursos del Estado y focalizar la ayuda internacional para atender la situación que está afectando la calidad de vida y la vulnerabilidad de  las familias salvadoreñas.

Es importante convocar y tomar en cuenta a todos los actores para reducir el impacto de la sequía. Las soluciones que se propongan desde el MAG deben involucrar a los agentes privados, puesto que el problema se debe atender de forma integral, para ayudar al consumidor y también al productor de granos básicos.

El cambio climático es una seria amenaza global para las sociedades, por los múltiples impactos adversos a la población y los sectores productivos. 

Centroamérica produce una mínima parte de las emisiones mundiales con efecto invernadero, pero es una de las regiones más vulnerables a los embates del cambio climático.

* Colaborador de El Diario de Hoy.
resmahan@hotmail.com