Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

UCA ante afrenta a Monseñor Escobar Alas

El llamado patriótico del Arzobispo José Luis Escobar Alas, como ciudadano y líder dignatario de nuestra grey católica, hacia las magistradas de la Sala de lo Contencioso Administrativo por su clara intención de desarticular la Sala Constitucional, las encolerizó erradamente, refutándolo agraviante e irrespetuosamente.

Noticias UCA repudió esa afrenta en excelente editorial que reproduzco condensado, tomado de Google, titulado: "Manipulación de Derecho".

"El Arzobispo de San Salvador denunció en su habitual conferencia de prensa la manipulación de derecho que estaba llevando a cabo la Sala de lo Contencioso Administrativo de la CSJ. Como buen pastor de su feligresía, animaba a leer la legislación sobre los casos que esa sala puede aceptar y que los magistrados deben respetar. Y concluía con razón, que no tiene cabida en nuestro sistema jurídico el caso aceptado por las integrantes de la Sala contra la decisión de la Asamblea de nombrar magistrados de la Sala Constitucional en 2009, y añadió que daba pena ver a las magistradas de la Sala de lo Contencioso expresándose con conceptos confusos.

"Las licenciadas contestaron a través de la presidenta de la Sala, Lolly Claros, diciendo que quienes las atacaban, por no tener argumentos, recurrían a la ofensa y que las opiniones del Arzobispo no valían la pena. No son menos que impactantes las pretensiones de Claros. El Arzobispo se remitió claramente a la ley que regula la actividad de la Sala de lo Contencioso. Su presidenta fue incapaz de replicar aludiendo a esa normativa. Se ve que para ella no existe la ley ni la ciudadanía, la que con toda razón puede reclamarle a los jueces que actúan contra derecho. Dicen que los cargos se suben más a la cabeza cuanto más ignorante es quien los ejerce. Ese modo de responderle a alguien que representa a muchos salvadoreños hace pensar que la magistrada no tiene la inteligencia emocional ni la jurídica suficientes para contestar a un alegato bien fundado en la ley de lo contencioso.

"Efectivamente, ni el tema ni los plazos especificados en la ley de la jurisdicción contencioso administrativa permiten aceptar la demanda contra el nombramiento que la Asamblea hizo en 2009. La Sala no tiene jurisdicción sobre decisiones de índole política y no puede aceptar casos después de dos meses de haber sido publicada la decisión administrativa de cualquier ente del Estado. El demandante tampoco cumple los requisitos para demandar. Si quiere irse a lo contencioso contra disposiciones administrativas estatales, debe haber infracción del derecho de una persona o institución, o privación de un interés legítimo y directo. Nada de eso se da en el demandante". (Continúa larga explicación legal de las anteriores consideraciones que es bueno conocer).

Y finaliza:

"Nuestro Arzobispo les pedía sensatez a las magistradas. Les recomendaba calmarse. Reflexionar un poco más. Eso no es ofensa, como tampoco lo es decir que siente pena y vergüenza ante el espectáculo de confusión, pelea y debilidad institucional que se ve en la CSJ. Es, simplemente expresar un sentimiento que también muchos otros salvadoreños tenemos y sufrimos. Darse por ofendida ante un llamado a la reflexión sólo indica el bajo nivel profesional de la presidenta de la Sala de lo Contencioso Administrativo."

Bien por don Dagoberto Gutiérrez al compadecerse de los cuatro magistrados de la Sala Constitucional cuyo crimen cometido --dijo-- fue no plegarse a mandatos de corruptos políticos diputados, independizándose.

* Columnista de El Diario de Hoy.