Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Turismo con maras, dengue, chikunguña…?

El actual gobierno "del cambio" dice constantemente que habrá más empleo, sin embargo, a pesar de contar con los mayores ingresos en la historia del país, sube los impuestos, ahuyenta la inversión y obliga a muchas empresas a cerrar o recortar personal, dejando en la calle a mujeres y hombres valiosos, honrados y trabajadores.

Prometió sanidad fiscal pero nuestro país esta cada vez más endeudado, paga intereses más altos por sus créditos y retrocede en su calificación crediticia internacional habiendo llegado hasta perder el "grado de inversión" que tanto había costado obtener. Dice defender a los pobres, sin embargo en el ultimo quinquenio hemos sufrido un constante retroceso en los índices de desarrollo humano y la pobreza que iba en firme declive ahora está dando muestras de una tendencia al alza. Dijo que el costo de la vida iba a bajar pero la canasta básica, la luz, el agua, el gas, etc. han subido exageradamente, agravando los problemas económicos familiares.

Asegura que combatirá la corrupción, que promueve la austeridad y transparencia, sin embargo un diputado de su partido expresó públicamente que para él "es una falta de respeto preguntar sobre los gastos del presupuesto legislativo".

Prometió que mejoraría la salud pero no hay medicinas y los pacientes, después de perder todo el día, tienen que regresar a sus casas sin recibir ninguna atención médica. El sistema de salud está en crisis, huelgas, paros médicos por las múltiples deficiencias, sin embargo la ministro ofrece médicos "voluntarios" para ir a combatir la epidemia del ébola en África, cuando ni siquiera la epidemia de zancudos se ha controlado acá.

Dice que va a mejorar la seguridad pero las extorsiones, asesinatos, desapariciones y robos siguen impactando a las familias salvadoreñas. Muchos de sus funcionarios juraron cumplir y hacer cumplir la Constitución, sin embargo son cómplices de grupos nacionales e internacionales que presionan para lograr la legalización del negocio del aborto. Peor aún, apoyan el indulto para la liberación de 17 mujeres condenadas por asesinar cruelmente a sus bebés recién nacidos. Y el presidente pide la intervención de la ONU para abrir la discusión sobre este tema.

Legisladores de su partido se comprometen a ratificar la reforma constitucional que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, pero posteriormente se niega a honrar su palabra. La Constitución obliga a los funcionarios a promover el matrimonio como solución para muchos problemas sociales y económicos del país, sin embargo el gobierno no tiene ningún proyecto para promover el fortalecimiento de la familia, núcleo de la sociedad, sino más bien crea la "Dirección de diversidad sexual".

Dice que el Sitramss va a mejorar la circulación vehicular sin embargo nunca lo terminan, las trabazones siguen y además en algunas zonas han dejado un solo carril en cada sentido donde antes habían dos. ¿Qué pasará si hay un accidente, o un carro tiene problemas? Dice que no subirá de precio del transporte público pero aún no da cifras exactas del costo del pasaje del Sitramss.

Mientras Panamá amplió su canal, Honduras y Guatemala modernizaron sus puertos y Nicaragua anuncia su megaproyecto, nosotros continuamos después de seis años esperando se licite el puerto de La Unión.

Aseguran que el turismo va a aumentar…. ¡Sin comentarios!

Pensemos bien qué rumbo necesita el país. Es hora de pedirle cambio al cambio.

*Columnista de El Diario de Hoy.