Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El TPS y los Fomilenio I y II

El TPS y los Fomilenio I y II

El TPS y los Fomilenio I y II

El TPS y los Fomilenio I y II

Después de la publicación de mi artículo titulado: "Estados Unidos de nuevo al rescate", en estas páginas, el pasado 11 de diciembre, recibí comentarios en un correo de un salvadoreño, proporcionándome cierta información, que utilizo para escribir este nuevo artículo ahora.

Durante trece años, cerca de 210 mil salvadoreños, radicados en el amigo país de Estados Unidos bajo el programa de Permisos Temporales de Trabajo, conocido como TPS; han estado cancelando $465.0, por los formularios y huella dactilarespara tramitar sus nuevos permisos, lo que representa un monto de $ 97,650,000; en letras: noventa y siete millones seiscientos cincuenta mil dólares, y como estos pagos ocurren cada 18 mese, esta cantidad ha sido cancelada 8.6 veces por cada uno de ellos; ascendiendo al número estimado de $839,790,000; en letras: ochocientos treinta y nueve millones, setecientos noventa mil de dólares.

Sin lugar a dudas; ¡Un gran aporte de los salvadoreños a la economía de los E.E.U.U.!. Pero eso no termina ahí, dado que estos compatriotas han debido demostrar que tienen trabajo, que pagan impuestos y que no se meten en problemas judiciales. "En otras palabras, han demostrado tener un carácter moral apropiado", dijo el director ejecutivo de "El Rescate", una organización sin fines de lucro. Aun así, lamentablemente, la reciente acción ejecutiva tomada por el presidente Obama en beneficio de los migrantes, no incluyó a los salvadoreños y a otros centroamericanos protegidos por el TPS.

"Deseo manifestar mi agradecimiento al Gobierno de los EEUU, por estar bajo esta protección (TPS) y gozar de los beneficios que trae, como los siguientes: tener número de seguro social, una licencia de conducir, abrir cuentas bancarias, enviar a nuestros hijos a la universidad, comprar casa, abrir un negocio y ser parte del sector productivo de esta nación", dijo un representante de la "Cámara de Comercio Salvadoreña" CAMACOSAL, en New Jersey, en una carta dirigida al congresista por Illinois Luis Gutiérrez.

¿Pero que tiene que ver este asunto del TPS con los Fomilenio I y II? Pues, haciendo referencia al salvadoreños que me escribió: "Además de tratarse de los mismos países amigos: EE.UU. y El Salvador; hay cifras semejantes en ambos proyectos, el Fomilenio I se trató de una cooperación económica de $460.9 millones de dólares Americanos y el Fomilenio II de $277.00 millones de dólares, en suma ambos proyectos habrán aportado $737,900,000; en letras: setecientos treinta y siete millones, novecientos mil de dólares, desde el 2009 al 2020, un periodo de 10 años.

Estos importantes aportes económicos han venido acompañados por requerimientos y exigencias de objetivos convenientes para el país, como son: una evidente convicción democrática de los gobiernos, mejoramiento de rutas logísticas, inversión en educación de jóvenes, Leyes de transparencia financiera y otros. Lo que demuestra al final la colaboración recíproca y sincera entre dos naciones amigas y sus habitantes en ambos territorios.

*Colaborador de El Diario de Hoy.

carlos.mena1977@gmail.com