Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¡Todos a defender las pensiones!

Los salvadoreños no podemos permitir que el plan Cáceres lleve al 50 % de la población más vulnerable del país, a perder los ahorros, fruto de muchos años de trabajo, con la complicidad de la nefasta aritmética legislativa FMLN/GANA

Todavía hay muchos salvadoreños indiferentes a los planes del gobierno para apropiarse del dinero que los cotizantes han ahorrado durante muchos años en sus cuentas individuales en las AFP. Muchos no se han enterado de la gran jugada del ministro Cáceres, al presentar un sistema único en el mundo, inventado por él, con el que busca desesperadamente arreglar su problema fiscal y la enorme deuda del gobierno con los pensionados del viejo sistema de reparto y del IPSFA.

Cáceres y el FMLN han mentido diciendo que el sistema privado ha fracasado, que no es solidario, y que el sistema mixto permitirá que los cotizantes con salarios más bajos gocen de la pensión universal. Norma Guevara, con fingida indignación, defiende: “Se dan aseveraciones de confiscación y de asalto, lo que es una tremenda irresponsabilidad”. 

Y la verdad es que el sistema mixto de Cáceres es una estafa al pueblo, porque se apropia de los ahorros que los cotizantes tienen en cuentas individuales en el sistema privado, que pasarán a poder del Estado. Y lo más indignante es que los más perjudicados serán aquellos de menores ingresos. Todos los que ganan menos de $484 pasan obligadamente a ahorrar con el Estado. Así, un 55 % de los cotizantes de AFP pierden lo ahorrado en sus cuentas individuales para pasar al sistema público de reparto y tendrán derecho a una pensión vitalicia de $207.

Los que ganan más de $484, cotizarán por esa cantidad al sistema público, y solo el excedente seguirá alimentando su cuenta individual en la AFP. Esta extraordinaria movida, dará $4 mil millones al Gobierno, de los ahorros de los afiliados a las AFP con menores sueldos.

Curiosamente, esta cifra es equivalente a los $4,776 millones que el Ejecutivo debe a los cotizantes privados, por disposición de Saca de tomar el 30 % de los recursos de las AFP, que Funes aumentó al 45 %, al miserable interés del 1.5 %, por medio de Certificados de Inversión Previsional, para pagar las pensiones del sistema antiguo fracasado. 

En seminarios organizados por ASAFONDOS, prestigiosos especialistas internacionales han sido enfáticos afirmando que en ningún país del mundo el sistema público de reparto ha funcionado, que países con mentalidad democrática y funcionarios inteligentes, como Chile, abolieron el sistema quebrado, y con el sistema privado, los ahorros de los cotizantes invertidos sanamente y generando intereses de mercado, lograron en 10 años cubrir el déficit del sistema público. Mientras en Argentina, Cristina Kirchner, expropió todos los fondos del sistema privado, para cubrir el enorme déficit del sistema público. Pero para Medardo González: “El sistema mixto garantiza justicia, para que el Estado tenga recursos” que Cáceres confirma: “Todos van a estar en el sector público y en el sector privado, para darle al Estado flujos para pagar”. 

Aunque para distinguidos abogados constitucionalistas, esto violaría el derecho a la propiedad, derechos adquiridos y el principio de igualdad.

Mientras conocidos analistas aseguran que el déficit de pensión por persona se duplicaría, y repetiría los riesgos de antes, ya que esta solución es un mero arreglo contable, que ya fue rechazado por el FMI cuando el gobierno lo propuso en 2013.

Los salvadoreños no podemos permitir que el plan Cáceres lleve al 50 % de la población más vulnerable del país, a perder los ahorros fruto de muchos años de trabajo, con la complicidad de la nefasta aritmética legislativa FMLN/GANA. Hay que enterarse y estar alerta para apoyar a FUSADES, ASAFONDOS, FUNDAUNGO, a don Ricardo Soriano, presidente de CONTRADEFOP, en su lucha valiente y honrada en defensa de nuestros ahorros.

*Columnista de El Diario de Hoy.