Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tiro al plato 2015

Pupusa de loroco no la tiene chiche. El 2015 marcó el principio del fin de la marea roja populista, como lo evidencia el apretón Obama Castro, la llegada de Macri a la Casa Rosada y la paliza de cantinero qué recibió el chavismo

¿Qué tienen en común el pianista con el escritor? Abrir las compuertas de la mente para que salga la inspiración.

Los sábados, después de almuerzo, me siento frente a las teclas de mi laptop, sin una clara idea del tema que voy a abordar pero, la inspiración - al igual que la sinfonía del pianista, vuela con alas de libertad de expresión.

Son las 2:00 p.m. del último sábado del año de la fiesta rosa, día y hora del despegue de mi relato anual 2015, edición # 30. Treinta años, desde 1985, que con mis teclas grabo los acontecimientos que más han sonado.

A diferencia de otros sábados, para el actual menester, llevan días rebotando en mi cabeza pedazos del rompecabezas que a continuación pretendo armar.

A diferencia de otros años, este será el primer relato que compartiré con los lectores de El Diario de Hoy y elsalvador.com.

Echémosle 5 al piano: 

La ciudad luz al principio y al final del rompecabezas 2015. El año inició con la masacre de 12, contra la libertad de expresión, en la sede central del semanario satírico Charlie Hebdo en París, y terminó con una carnicería simultánea de 130 inocentes, divirtiéndose en restaurantes, bares y conciertos, una noche de viernes 13. 

Je suis Charlie y la bandera de Francia invadieron las fotos de millones de perfiles en Facebook, en rechazo al terrorismo de Al Qaeda y al Estado Islámico. 

La reacción mundial fue más contundente ante Charlie, que ante el vendredi rouge, vía una megamarcha parisina de 4 millones, a favor de la libertad de expresión.

Y en El Salvador, que mueren 26 todos los días y nadie protesta. No es cierto diría nuestro presidente, artífice de una marcha obligatoria para orar por la paz, la vida y la justicia.

Sin duda esa brillante idea se le vino a la mente mientas soñaba, sentado a la par de Obama, en la Cumbre de las Américas en Panamá, despuesito del histórico apretón de manos entre el masucho de Washington, con el de La Habana.

El señor tiene 18 meses de estar sentado en el trono, pero su avanzada edad, y su delicada salud, lo incapacitan para gobernar. Su vice como que estorbo le hace al politburó cuscatleco, pues solo lo oímos hablando carburo en cortes de cinta. El comandante González, con alucinaciones de modelos socialistas autóctonos como la pupusa de loroco, asume el mando y control de su partido.

Pero no la tiene tan chiche. Tras unas aburridas elecciones legislativas y municipales, y un vergonzoso, tramposo y eterno conteo de votos, la oposición conquista un mayor número de alcaldías y curules en la Asamblea.

Por supuesto no podía faltar nuestro folklor, cortesía de una ración contaminada que le aflojó los empaques a los contadores de votos concentrados en la feria, 24-7, por 8 semanas. ¡No daban pie con bola!

En seguridad también dimos pena. El Salvador es raro sea noticia en The Economist, pero este año, su editor inglés nos concedió la portada de la sección The Americas como “The World’s New Murder Capital”.

Así como la corona de Miss Universo pasó, en un zaz, del peinado de la diva colombiana, a la miss Filipinas, la corona del país más peligroso del mundo, pasó del lempira al pulgarcito. 

El país más enanito de América, pero con más mareros que policías, asesinando, extorsionando, desplazando, la inversión ahuyentando y la economía debilitando.

Pupusa de loroco no la tiene chiche. El 2015 marcó el principio del fin de la marea roja populista, como lo evidencia el apretón Obama Castro, la llegada de Macri a la Casa Rosada y la paliza de cantinero qué recibió el chavismo.

Ding, dong… Mil disculpas, tocan el timbre, regreso a la brevedad. 


*Colaborador de El Diario de Hoy. 
calinalfaro@gmail.com