Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Tiene problemas de drogadicción? ¿Los tienen sus hijos?

Posiblemente quien haya reparado en el título de este artículo esté padeciendo este problema, no sabiendo cómo salir de él a pesar de intentar hacerlo y cree no tener salvación. Podría haberlo notado igualmente algún padre de familia, que sospech

Todas las drogas, tanto como el alcohol --igualmente droga-- arruinan vidas, destruyen hogares, familias, conduciendo al individuo a la decadencia personal y a su perdición.

Esto es más común de lo que imaginamos. 

Posiblemente quien haya reparado en el título de este artículo esté padeciendo este problema, no sabiendo cómo salir de él a pesar de intentar hacerlo y cree no tener salvación. Podría haberlo notado igualmente algún padre de familia, que sospecha que su hijo consume drogas, u otra persona con algún familiar o amigo a quien desea ayudar. Todos ellos deben saber que hay solución.

Aquí expongo un maravilloso medio.

Existe aquí una institución extraordinaria, donde la esperanza de curarse se convierte en realidad: “Hogares Crea”.

Éstos cuentan ya con cuatro centros de prevención y rehabilitación, dos en San Salvador, más San Miguel y Sonsonate y trabajan por la reeducación de personas de uno y otro sexo que padecen este flagelo. 

Allí han rehabilitado casi 400 adictos --desde los 18 años en adelante--, habiendo ellos recuperado sus vidas y dignidad perdidas para nuevamente reinsertarse en la sociedad.

Pero estos programas de “Hogares Crea”  --que no solo ayudan a salvar seres envueltos en ese torbellino de nebulosa perdición, sino que ayudan a El Salvador mismo, al recuperar la gran valía de tantos que han caído y que salen curados y con nuevos brillos para hacer patria--, necesitan fuerte inversión económica. Es así que cada año la institución organiza una cena-show-bailable en el Hotel Sheraton Presidente. Este año será el miércoles 2 de septiembre, a las 7pm., siendo amenizada por Shaka y Dres, Hermanos Cárcamo y Grupo Tesoro.

Como testimonios de los asombrosos alcances de esta institución, presentaré dos casos que ya recuperados se apartaron de un posible futuro pandilleril.

Juan Carlos M. cuenta que inició su drogadicción a los 14 años, habiendo probado alcohol desde los 6 años. Víctima de muchos factores que le afectaron, como la  separación de sus padres, el ambiente de drogas, delincuencia, pandillas, además del alcoholismo de su padre, quien se suicidó en un delirium-tremens --contando él 18 años--, dice que Dios le envió una persona con quien formó su hogar, habiendo procreado una preciosa niñita hoy de cuatro años. Por ella supo de “Hogares Crea”. 

Él expresa: “Dios por medio de este tratamiento hizo que me encontrara a mí mismo y que me diera cuenta que tengo una vida por delante, la cual debo vivir de la manera más sana. Tengo ya 20 meses --(tiempo que dura el programa)-- de estar interno en ‘Hogares Crea’ y se los agradezco”.

Tomás Ernesto A.Z. es un caso similar donde la droga lo hizo perder el apoyo familiar, sus estudios, su propio respeto y llegó a dormir hasta en las calles aguantado agua, hambre, frío, golpizas. Él explica: “Ya no aguantaba mi situación, pero no podía dejar de consumir”. 

Pero gracias a Dios una tía se me acercó y me habló de “Hogares Crea” y me decidí a entrar. Allí pude cambiar. Soy felizmente padre de  una bebé. Actualmente trabajo como director de la Oficina de Contacto en Hogares Crea”. 

Son ocasiones como esta cena, mi respuesta a quienes muchísimas veces me preguntan cómo ayudar a salvar la patria de tanta criminalidad, porque apoyando mediante invertir $40.°° para asistir a una alegre noche con exquisita cena, nos unimos en combatir esa lacra, generalmente proveniente de drogadicción y alcoholismo. 
 

 * Columnista de El Diario de Hoy. Autora del libro “Al filo de mi pluma”.