Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Je Suis Charlie"

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Efectivamente, el arte de dibujar data de los comienzos de las civilizaciones y ha sido la base para muchas culturas en lo que a comunicación se refiere. Hay actualmente en todo el mundo, caricaturistas que tienen esa habilidad de transmitir ideas a través de un dibujo cómico utilizando su lápiz como instrumento de trabajo y de expresión.

En Francia, el año comienza marcado con el asesinato de 12 personas, entre ellos cuatro dibujantes de la controversial revista semanal "Charlie Hebdo" por haber satirizado al profeta Mahoma, fundador del Islam, de la religión musulmana, estos al verse "ofendidos" toman la decisión de quitarles la vida a los responsables de dicho semanario. De hecho esta no ha sido la primera vez que la revista ha sido atacada, el 2 de noviembre de 2011 les lanzaron cocteles molotov a las instalaciones, causando graves daños estructurales sin provocar muertes.

"Je Suis Charlie" significa, "Soy Carlos" en apoyo a identificarse con la revista Charlie Hebdo. La identificación de los franceses se vio cuando una multitud salió a las calles a condenar el hecho, por supuesto, Francia es un país en el cual ha habido un homicidio por cada 100,000 habitantes en un periodo de 2010 a 2012. En El Salvador rondamos un promedio de 58 homicidios en el mismo periodo y número de habitantes según datos del banco Mundial. http://datos.bancomundial.org/indicador/VC.IHR.PSRC.P5

Vamos un poco mas allá: en el mundo se practicaron, en 1995, 46 millones de abortos inducidos. ¡Wow! Imagino que en 2014 se produjo una cifra mucho mayor que esa.

Me gustaría unirme al pueblo francés en estos momentos que han salido a las calles a defender el derecho a la libertad y a la vida. Repudio cualquier acto de violencia en contra de otras personas ya que todo ser humano tiene derecho a la vida, independientemente de su creencia religiosa, de su sexo, de su edad, de su color de su raza, etc. No podemos permitir que exista ningún tipo de asesinato ni homicidio, en ninguna circunstancia.

Violencia con violencia no resuelve el problema. Si cada uno de nosotros pudiéramos tratar de comprender la paradoja que aunque todos somos diferentes, todos somos iguales. Este incidente, lejos de obligar a países a tomar una represalia contra otro debería ser un llamado de alerta para que, desde el seno de nuestras familias formemos a las nuevas generaciones.

La sociedad está formada por familias, estas, a su vez, por los diferentes miembros, padre, madre e hijos. Los padres como primeros educadores, son responsables dentro del hogar de formar a sus hijos, el Estado está obligado a dar las condiciones necesarias para que la sociedad viva en armonía, todo está ligado entre sí, no podemos separar una cosa de la otra.

De la misma manera en que se manifestaron en contra los asesinatos a sangre fría en Francia, me gustaría ver también que el mundo se una en contra de otro tipo de atentados a la vida, como por ejemplo la lucha contra el aborto, que es la forma más cruel de asesinar a un ser humano. ¿Qué decir si alguien hace algo que pudiera ofendernos? ¿Será que la violencia es la solución? ¿Tenemos derecho a matar a otros? La paz del mundo no se construye con violencia, sino con entendimiento y buena convivencia entre la gente. Ninguna muerte es justificable, cuando se interrumpe la vida es un asesinato ya sea con ametralladora o con jeringa disfrazada de "aborto terapéutico", es el mismo chucho y con la misma cola. Digamos, ¡SI A LA VIDA!

*Colaborador de El Diario de Hoy .

@jrcruz69