Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sorpresa desagradable

El ministro Cáceres ha agotado toda clase de argumentos fantásticos y creativos, para lograr la aprobación de más préstamos. El FMLN continúa con su campaña populista basada en la necesidad de aumentar la deuda, para seguir con los programas sociales, gran victoria del gobierno rojo, que tanto se preocupa por los pobres, acusando a ARENA de falta de solidaridad. Mientras ARENA exige un recorte en el gasto, y un pacto fiscal que el gobierno no ha querido realizar.

Llevamos ya varias semanas de una medición de fuerzas, en que no sabemos quién saldrá victorioso: el Frente logrando la aprobación de los millonarios préstamos, aumentando la deuda más allá del 60 % del PIB, o ARENA negándose a dar los votos, sin caer nuevamente en una turbia componenda bajo la mesa. Y, sorpresivamente, la población recibe una noticia sumamente desagradable y preocupante.

En reciente visita de diputados areneros a Washington, el presidente del BID Luis Alberto Moreno les reveló que en 2012 dieron al país $80 millones para el MINSAL, pero que de este dinero el Gobierno sólo ha podido ejecutar $3.8 millones, mientras los restantes $76.2 millones no han llegado a las áreas que debían fortalecerse con esa deuda. Y que por haber dejado ese dinero "guardado" por dos años, el Estado deberá pagar una comisión de $260,000. Y ante la inquietud de los diputados de por qué sólo se habían usado $3.8 millones, los funcionarios del BID respondieron que "porque en Salud no lo han querido hacer o no han tenido la capacidad de hacerlo".

Y para terminar con esta historia, tan negra como increíble, también se recibió en 2013 un préstamo por $60 millones para el MINED, del que sólo se han ejecutado $8 millones, quedando ociosos los $52 millones restantes, por los que también deberá pagarse la comisión de $130,000. Es bastante difícil entender, sin indignarse, qué tipo de funcionarios tenemos, que por priorizar sus actividades partidarias, obedecer las órdenes emanadas desde "Venezuela, su faro de luz" y manejar sus millonarias inversiones en las empresas ALBA, descuidan su compromiso con los ciudadanos, de cuyos impuestos perciben sus sueldos. Y con indiferencia criminal, no dedican esos fondos a aliviar la situación inhumana de los hospitales públicos, ni las condiciones ingratas que alumnos y profesores tienen que soportar en las escuelas ruinosas, inseguras y pestilentes.

La ministra Menjívar ha rechazado la baja ejecución del mencionado crédito, desmintiendo al presidente del BID: "Lástima que ahorita no tengo las cifras, pero puedo probarlo" declaró, asegurando que todos los procesos van acordes al calendario fijado en el convenio: 1) Ampliación de programas y servicios de salud prioritarios. 2) Fortalecimiento institucional. 3) Seguimiento del proyecto. ¿Se beneficiarán los hospitales públicos con alguno de estos proyectos con títulos tan ambiguos?

Mientras en la Asamblea, el FMLN gestiona un nuevo préstamo de $100 millones, tiene en estudio otros $600 millones y $375 millones más, la mayoría con un destino bastante dudoso, que en la agenda se designa como "Apoyo a proyectos de inversión productiva y social". Y la diputada Lorena Peña, ignorando totalmente las recomendaciones del BID y de la misión del FMI que recientemente visitara el país, sobre la urgencia de recortar el gasto y disminuir la deuda, acusa a ARENA de mezquina, de desear que al país le vaya mal, para tener un rédito electoral, desestabilizando al gobierno.

Confiamos que ARENA mantenga firme su posición, exigiendo una ley de Responsabilidad Fiscal para ordenar las finanzas públicas. La población lo agradecerá y premiará con sus votos en la próxima elección.

* Columnista de El Diario de Hoy.