Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sínodo de los obispos sobre la pastoral familiar

El 8 de octubre de 2013 se dio a conocer en el Vaticano, la convocatoria hecha por el papa Francisco para una Asamblea General extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema: "Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización" a realizarse en octubre de 2014. Esta iniciativa es providencial, la familia está viviendo momentos difíciles en el mundo entero provocados por la crisis social y espiritual de la sociedad actual.

Desde el Concilio Vaticano II, la iglesia ha dado muchos pasos en relación a la pastoral familiar. La educación religiosa y la catequesis de los hijos han llegado a situar a la familia como un verdadero sujeto de evangelización y de apostolado. La familia es el lugar idóneo para recibir la primera evangelización. Si queremos tomar en serio el seguimiento de Cristo, hay que empezar por la propia familia renovando y evangelizando el hogar, después, se puede pensar en los demás. Uno de los grandes desafíos que tenemos en la iglesia es la familia.

Existen abundantes manifestaciones de un deterioro creciente: Divorcios, separaciones, conflictos y rupturas familiares, violencia doméstica, abandono de niños, madres solteras, niños abandonados. Muchos esposos han descuidado el crecimiento de un amor puro y generoso. Las consecuencias de esta crisis repercuten negativamente en el sano crecimiento de la juventud y en su vivencia religiosa.

La familia es la célula fundamental de la sociedad. Es en la familia donde aprendemos a amar y a respetarnos los unos a los otros, es en la familia donde asumimos responsabilidades que hacen crecer al ser humano. En la familia se aprende a ser un buen hijo, hermano o hermana, a ser papa y mamá. Es en la familia donde conocemos a Dios y se nos enseña a asumir responsabilidades cristianas. La iglesia de Cristo se va formando en cada hogar cristiano como una pequeña comunidad y escuela de fe, a eso le llamamos, iglesia doméstica.

La Secretaría General del próximo Sínodo, ha enviado a los obispos del mundo entero, un cuestionario de carácter consultivo que forma parte de la praxis habitual de los sínodos. Este cuestionario abarca preguntas sobre la difusión de la Biblia y del magisterio de la iglesia sobre la familia, sobre el matrimonio de acuerdo con la ley natural, sobre la pastoral de las familias en el contexto de la evangelización, sobre problemas familiares, sobre las uniones de personas del mismo sexo, sobre la educación de los hijos, y muchas otras preguntas, que servirán para hacer el instrumento de trabajo para el Sínodo.

EL Sínodo sobre pastoral familiar estará dividido en dos etapas: En el 2014 se detectarán las problemáticas de las familias de hoy, y se recogerán testimonios de los fieles y las propuestas de los obispos. En 2015, se definirán las líneas operativas de la Iglesia respecto de la familia. Todo este esfuerzo de la iglesia favorecerá la estabilidad de las familias y abrirá horizontes para comprender que la familia es un verdadero don de Dios a la humanidad.

En el Sínodo no se tratará de debatir asuntos doctrinales sobre la familia, pues ya han sido explicadas por el magisterio de la iglesia. La iglesia tratará de acercarse más a tantas familias que se sienten marginadas, con problemas permanentes y hacerles sentir la misericordia de Dios.

*Sacerdote salesiano.