Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El show bufo

El debut del programa "Gobernando con el pueblo", tuvo como escenario la comunidad Las Palmas, vecina de San Benito y CIFCO, donde opera la pandilla Barrio 18, responsable de su bien ganada fama de violencia, que se militarizó para la ocasión para evitar la incómoda presencia de tatuados.

PRIMER ACTO. Escenario: Centro Escolar Canadá, presidido por el Presidente Sánchez Cerén, y los ministros de Hacienda, Seguridad, Salud y Vulnerabilidad. Entre el público, los sonrientes funcionarios Melgar, Marcos Rodríguez, médicos, enfermeras y empleados de protección civil. Discursos emotivos y generosos del Presidente y sus ministros, siendo el más aplaudido el de Hacienda, al informar que la reforma fiscal pretende quitar a los ricos, para darlo a los pobres. Este ministro parece ser el heredero de Mauricio Funes, encargado de enfrentar a los empresarios y ahondar el odio de clases.

Se escuchan las inquietudes de los asistentes sobre la continuidad de los programas sociales y los agradecimientos de una representante de la comunidad, felicitando al gobierno y la gestión de Funes. Paolo Lüers pudo entrevistar al Sr. Mauricio Castro, presidente de la directiva de la comunidad (ADESCO), quien le manifestó que a ellos no les habían tomado en cuenta para participar, y que los que hablaron eran de la directiva local del FMLN. Todo un montaje, ya cocinado, por lo que las verdaderas demandas de la comunidad no tendrían oportunidad de ser expresadas. Esta es la muestra de los montajes semanales del gobierno del pueblo.

SEGUNDO ACTO. La triste realidad oculta tras bambalinas. Una comunidad domininada por el miedo, controlada totalmente por las maras. Los muchachos han obligado a cerrar pequeñas panaderías, bajo el argumento que el Frente les ha prometido construirles un súper, y las ventas de tortillas, además de pagar la renta, viven bajo la amenaza de que pronto deberán cerrar, porque los miembros de la pandilla manejarán el negocio. Los habitantes que con esfuerzo han logrado comprar un vehículo usado, para poder dejarlo por la noche estacionado en la zona, deben pagar una renta de $20 mensuales. Y se da el caso de un residente, que tuvo que pedir en la empresa donde trabaja, un adelanto de $1,500, que es la renta que le exigían para no matar a los miembros de su familia. Por supuesto, que toda esta tragedia, permanece escondida para que el montaje de Gobernando para la gente, sea perfecto, nítido e impecable.

Situación similar se dio en la Rusia de los zares, cuando Nicolás II, preocupado por conocer la verdadera situación en que vivía su pueblo, decidió recorrer, en compañía de la zarina Alejandra, los vastos territorios de la madre Rusia, en el tren imperial. Y sus audaces consejeros, animados por mezquinos intereses, decidieron presentar al gobernante el mejor escenario posible, maquillando el paisaje. Por todos los lugares donde pasaba la línea férrea, se construyeron fachadas de casas imaginarias, con lindos jardines y amplias ventanas, por donde entraba el sol. Cubriendo la amarga realidad de abandono de un pueblo que vivía en la miseria, soportando el crudo invierno y el sofocante verano, porque consideraban conveniente que el zar se mantuviera alejado e ignorante de la realidad. Terreno abonado para la sangrienta revolución bolchevique.

TERCER ACTO. Durante cinco años, seguiremos viviendo en un mundo feliz, con un pueblo emocionado agradeciendo a sus gobernantes por el vaso de leche, uniformes y zapatos, pues las escuelas sin techo ni servicios, los profesores sin sueldo y los hospitales sin medicinas, están escondidos bajo discursos populistas. Recomendación final: Trasladar la representación al Teatro Poma.

* Columnista de El Diario de Hoy.