Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Saquemos adelante a El Salvador

Muchos estamos acostumbrados a la frase "el fin no justifica los medios", sin embargo, creo que lo que sucede es que los medios que ocupamos nos distraen del verdadero fin del porqué hacemos muchas cosas.

Lo primero que le dice un asesor de una empresa que esté desarrollando una estrategia de negocios, es que se pregunten cuál es el fin de la empresa, qué necesidad motivó a quien inició la empresa a ofrecer el producto o servicio.

Los resultados son muchas veces reveladores, especialmente cuando una empresa o institución se va consumiendo y desviando con el día a día operativo. Los principios orientan el futuro de una empresa, por eso mismo también la importancia de iniciar con bases fuertes.

Con los ejemplos antes mencionados existe un sinfín de técnicas para mantener siempre el rumbo correcto. Pero donde es más importante que lo hagamos realmente es de manera personal.

Seguramente nos ha pasado con frecuencia que a veces se nos olvida la razón de por qué hacemos las cosas en nuestro día a día. De repente nos encontramos consumidos en los medios que decidimos tomar para lograr el fin y puede llegar a parecer que el medio que estamos implementando era el fin en sí.

Para ser más claro, lo voy a explicar con un ejemplo. Hace unos días platicaba con una persona que tiene realmente sus ideas claras y me parece que la manera que logra eso es por medio de recordarse más sobre el fin que de los medios. A pesar de que se desarrolla en el ámbito empresarial, también le encantan los temas políticos. En la plática salió la pregunta si le gustaría involucrarse en la política y, efectivamente, me dijo que sí. Al preguntarle qué la motivara, me dijo lo siguiente: porque quiero sacar adelante a El Salvador. Tenía ratos de no escuchar una respuesta que su base fuera nuestro país y no una razón ideológica.

Hoy en día, entre tanto ruido mediático, polarización, odio entre salvadoreños por pensar un poco diferente, es fácil olvidarse del porqué hacemos las cosas. Se nos olvida que lo importante es nuestro país y no el defenderse y atacar a los contrincantes políticos. Es impresionante la cantidad de personas partidarias que lo único que hacen es denigrar a los oponentes y que apenas hablan de sus propias instituciones que conforman.

En lo personal, creo que el futuro de nuestro país no está en la diferencia de ideas. Más bien, creo que eso es necesario y bueno para nuestra sociedad. Lo que creo que va a unirnos como nueva generación será recordarnos constantemente sobre el fin que nos motiva y es simple y sencillamente que "queremos sacar adelante a El Salvador".

Considero que un problema histórico de nuestro país es que demasiadas veces la política y los políticos nos han hecho concentrarnos más en los medios que en el fin y cada vez que eso sucede, el futuro de nuestro país se ve dañado. Sacar adelante a nuestro país debe ser la base que nos motive a todos. Cuando conscientemente nos basemos en ese principio, lo único que podremos concluir es que debemos remar todos en la misma dirección.

Si no logramos eso entonces seremos un fracaso de generación, pero lograrlo nos pondría como ejemplo para las futuras generaciones de este país que tanto queremos. Todos estamos de acuerdo en que queremos ver a nuestro país desarrollado en un futuro. Sería un sueño que bien valdría la pena lograr juntos.

PD. ¡Feliz Año Nuevo a todos! Que Dios los bendiga.

* Lic. en Economía.

Columnista de El Diario de Hoy.

twitter:@SergioTotoR