Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Revelador informe del Banco Mundial

Recientemente conocimos un informe del Banco Mundial denominado: "El Salvador: Estudio Institucional y de Gasto Público en Seguridad y Justicia", el cual en forma acertada señala, que el crimen y la violencia se han convertido en un problema para el desarrollo y el crecimiento económico del país.

Este estudio que consta de cien páginas, clasifica los tipos de crímenes, sus causas y distribución geográfica, el estado actual de las instituciones de seguridad y justicia, y lo más importante, las opciones de políticas públicas que se deben impulsar para minimizar los índices de violencia.

El documento tiene afirmaciones duras para nuestro sistema de justicia, pero no por ello dejan de ser ciertas, lo cual le da un toque de seriedad e imparcialidad a las recomendaciones que ahí se abordan. Entre otros aspectos relevantes el Banco Mundial sostiene:

1) Aunque las conexiones entre el crimen y la pobreza, desigualdad y exclusión son citadas frecuentemente, existe escasa evidencia científica que apoye esta relación, lo que sugiere que la pobreza no es la principal causa de la violencia. 2) El país cuenta con uno de los números más altos en policías, fiscales y defensores por cada cien mil habitantes en la región, por lo tanto, el desafío no es contratar más personal sino cualificar el que se tiene. 3) El país no cuenta con un sistema unificado de estadísticas fiables, lo cual hace difícil medir la eficacia del gasto público en seguridad.

4) El sistema de justicia penal en nuestro país, presenta signos de vulnerabilidad a la corrupción, así mismo, sostiene que el aumento en los índices de violencia han agravado las actuales deficiencias del sistema penal, como consecuencia, existe una clara conexión entre la debilidad de las instituciones de seguridad y justicia, y los elevados niveles de impunidad; lo cual se evidencia con los bajos porcentajes de delitos resueltos, solo entre el 10 % y 12 % de los casos reportados entre 2009-2011, terminó en sentencias condenatorias.

5) El hacinamiento en las cárceles es el más alto de la región, 354 % de su capacidad. A pesar del crecimiento de la población carcelaria el presupuesto solo ha crecido en un 30 %, lo cual impide que el sistema cumpla su finalidad: Reeducar, readaptar y resocializar al interno.

Como parte de las soluciones el Banco Mundial recomienda: a) Fortalecer el sector seguridad y justicia, mediante un compromiso de financiamiento a largo plazo, basado en un acuerdo político de todos los partidos y sectores, permitiendo que grupos de la sociedad civil monitoreen los avances y resultados de este compromiso; b) La implementación de un política nacional de seguridad y justicia, que incluya un plan de indicadores de desempeño e impacto creíbles, para atraer donantes internacionales o multilaterales; c) En el área de prevención, recomiendan medir el costo-efectividad de los programas de prevención y reinserción; d) Establecer sistemas integrados de información, que permita establecer una plataforma de inteligencia que combine datos de las diferentes instituciones, que oriente la toma de decisiones.

Usted señor Presidente dijo que se pondría al frente de la seguridad pública, en este estudio encontrará buena parte de su plan de gobierno aún no presentado a la nación.

*Catedrático universitario.