Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Respuesta a don Paolo Lüers

Respondiendo muy respetuosamente a don Paolo Lüers su mención hacia mi persona en artículo titulado "Intransigencia versus compasión", describiéndome como "fanática", "intransigente", "absurda" "hostil" (al llamarme "llena de odio"), "hipócrita" (al decir que mi artículo está "disfrazado de sentimiento cristiano") y finalmente "de mente cerrada" no apta para debatir con argumentos, ¿con alguien tan inteligente como él? ¿O por mi posición de principios cristianos y morales y pruebas contra las madres indiciadas?

Más adelante invita al debate (aunque no conmigo, como expuso).

Pero aceptando la invitación al debate plural, le rebatiré algunas de las palabras citadas por él. "Debate". En un debate se recomienda -Ser tolerante respecto a las diferencias; -No subestimar al otro; -Acompañar críticas con pruebas. Entonces no se debe personalizar, ni menos agraviar con alfilerazos, descalificando al opuesto por estar contra la propia opinión.

Un debate entre gente culta siempre llama a argumentar, no a afrentar con descalificaciones, como hace el populacho cuando no posee juicios comprobables. Pero tal vez su idioma alemán le impida conocer bien lo que significan algunos de estos términos y no hubiese intención de denigrar.

No obstante, algunos vocablos sí parece conocerlos muy bien. Ante esta reflexión me referiré a la palabra "absurdo" que es la primer chuscada disparada, porque está muy claro que al llamar "absurdo" a mi artículo y su título, parece conocer bien su significado: "ilógico, irracional, incoherente", etc., que usó posiblemente para ¿abochornar?

Por tanto quiero rebatirle fuertemente esto, demostrándole "con argumento" el escaso conocimiento de NUESTRA LENGUA ESPAÑOLA que posee este don Paolo, en cuanto a que cualquiera que se atreve a escribir en nuestro idioma y es medianamente ilustrado, debe conocer que el español contiene formas permisibles para ser utilizadas en un escrito. Mi nota usa una figura llamada " metáfora", o sea escribir en "sentido figurado". Esto es un concepto que crea un sentido nuevo. En mi caso, la metáfora utilizada se denomina una "hipérbole" (exageración), o sea crear una relación entre dos objetos para dotar a uno de un sentido exagerado, como sería llamar "burro" a alguien duro de entendederas, o así como el título usado por mí al escribir que "bebés hablan desde el cielo".

Respecto a los epítetos de "fanática", "intransigente", "llena de odio", "hipócrita", etc., que me endosa, me voy a referir brevemente solamente a unos, pues proviniendo de alguien que como excelente guerrillero, la vida del contrario no significaba gran cosa, no puede esperarse cambios espectaculares hacia tener compasión por ésta, explicarle sería gastar la pólvora en zanates pues se entrevén algunos persistentes residuos.

Fanática significa "defender algo con apasionamiento" y sí, acepto, pero fanatismo solo en la instancia que nos ocupa: defender la vida de TODO ser humano ESPECIALMENTE las vulnerables, como la de un bebé, o como las de jovencitos y miles de inocentes asesinados por las maras, siendo antagónica --como lo es la enormísima mayoría de salvadoreños--, a pactar con asesinos y prodigarles dádivas, cuando también están en pie de guerra contra mi patria.

Respecto a que odio a las madres que han sido condenadas por ultimar a sus bebés recién nacidos, ¡por favor! El "debatiente" don Paolo, debió haberse notificado que la CSJ recientemente confirmó la condena a quince de ellas. Esta prueba, o sea mi "argumento" en este debate, se encuentra en WWW:csj.gob.sv/CORTEPLENA/2015/ENE/ACTA200115.pdf.

¡El señor Lüers no puede saber más que la Corte Plena! ¿O sí, para él?

*Columnista de El Diario de Hoy.