Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La remontada y el gasto público

Suena un poco pesimista pero decir que ARENA ganará las elecciones del 9 de marzo, es como sacarles la verdad a los médicos acerca del origen del accidente del Presidente Funes, que según las fuentes oficiales se resbaló mientras se alistaba para asistir a un evento público y sufrió una quebradura en la cadera. Sin embargo, para efectos de este artículo, denominaremos el accidente presidencial como un misterio sin resolver.

Ahora bien, cualquier analista político con una lógica elemental sabe que la remontada es bastante difícil, dado el contexto en el cual está batallando el partido tricolor. Porque el fracaso de este instituto político no fue provocado por la creatividad de la publicidad que realizó el FMLN en todo lo largo y ancho del país. Como tampoco se puede inferir que los 10 puntas demás que obtuvo el FMLN, hayan sido provocados por los desembolsos hechos por ALBA en la campaña electoral.

Lo que tal vez sí pudo ser determinante fue la alineación que hubo entre el Gobierno de la República de El Salvador y el FMLN. Ya que si hiciésemos un análisis del gasto corriente que se ejecutó únicamente en spot publicitarios de una manera simple para que cualquier salvadoreño lo pueda entender sería de esta manera.

Iniciemos con los spot publicitarios del cuarto año de Gobierno del FMLN, en los que el presidente Funes no respondió en qué benefició a los salvadoreños ni por qué exhibió los colores de los partidos Gana, PCN y PDC. Cuando en una entrevista que dio Mauricio Funes en el canal 33 el lunes 28 de julio de 2008, criticó duramente que el presidente Antonio Saca gastase fondos públicos en propaganda sobre su cuarto aniversario de gobierno.

Años más tarde vemos el mismo escenario sólo que el que criticaba ahora es criticado, ya que el presidente Funes, no sólo se dedicó a gastar el dinero de los contribuyentes en hacer propaganda en su cuarto aniversario de gobierno, sino que, además, declaró secreta la información relativa a la campaña publicitaria "Buenos cambios".

Pero volvamos al gasto. Cada spot publicitario cuesta alrededor de $600 el minuto en la televisión. Desde el mes de junio del año 2013, se estuvieron pasando spot publicitarios en los que se favorecía al FMLN. Son aproximadamente 12 canales locales comerciales en los cuales se pueden trasmitir estos anuncios publicitarios, sin contar los canales religiosos y el cable.

De modo que si se pasaran seis veces al día (siendo benevolentes) un spot publicitario del gobierno en cada canal de televisión, esto representaría un gasto de $43,200 dólares diarios, si esto se multiplica por la cantidad de meses en los que hemos estado en contienda, que han sido aproximadamente 8 meses, esto representaría 240 días efectivos de pura publicidad. Lo que se convierte en $10,368,000.

¿Cuántas obras se pudieron haber ejecutado con este dinero? Por ejemplo se hubiera aumentado el presupuesto pírrico que se tiene en educación, construyendo y equipando con tecnología de punta unas 100 escuelas por un valor de $103,680 cada una, en aquellos cantones que a estas alturas no cuentan con un centro educativo o se pudo haber llevado agua potable a unas 20 zonas marginales o municipios que no cuentan con el vital liquido, por un valor de $207,360.

Hubiera sido una bendición enorme para las familias pobres que no cuentan con una vivienda digna, que se construyera un complejo de unas 740 viviendas por un valor de $14,000. Esto es lo que significa hacer obras verdaderas que esté siempre vinculado a pensar en los que más necesitan y que por su vulnerabilidad viven en zonas de alto riesgo.

Cuando ARENA gobernó igual se equivocó de rumbo y se dedicó a privilegiar a la clase dominante. Y se olvidó del símbolo por el cual nació: Paz, progreso y libertad. Vuelvan a estos principios y verán mejores días.

*Colaborador de El Diario de Hoy. Catedrático de la Universidad Francisco Gavidia.

jaimeramirez_ortega@hotmail.com